En el marco de las XI Jornadas Universitarias de los Sistemas de Información de Salud, que se realizaron en el Hospital Italiano de Buenos Aires del 2 al 4 de noviembre, los responsables de los proyectos para la implementación de las agendas digitales sanitarias de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires presentaron los principales ejes de sus ambiciosas estrategias.

En primer lugar, Daniel Ferrante, subsecretario de Planificación Sanitaria del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), aportó detalles sobre el Plan de Salud porteño 2016-2019. “En línea con organismos como la OMS y la OPS, que promueven un enfoque de redes integradas y de sistemas de salud basados en la atención primaria, llamamos a nuestra propuesta: Red Integrada de Cuidados Progresivos de Regionalización Preferente”, señaló. Y detalló: “Buscamos fortalecer la atención primaria. Entre otras cosas, queremos empezar a pensar a los hospitales públicos de la Ciudad como componentes de una red y no como efectores independientes, y tener sistemas de información abiertos, que permitan mejorar la toma de decisiones en todos los niveles”.

El sistema de salud público porteño está conformado por 33 hospitales, 45 Centros de Salud y Acción Comunitaria (CESACs), y en breve se sumarán los Centros Médicos de Atención y Referencia Ambulatoria (CEMARs), que están construyendo y adonde se van a poder derivar algunas atenciones, de manera de dejar a los hospitales para las situaciones más complejas.

Ferrante contó que el plan tiene cinco ejes estratégicos. “En estos dos primeros años, el foco y la prioridad es poder cubrir las áreas vulnerables de la Ciudad con las estrategias de atención primaria de la salud y con el mejoramiento y la ampliación de los sistemas de información y comunicación”, adelantó. Y agregó: “A nivel de la organización de los servicios estamos planteando una estructura matricial, una red ordenada de procesos comunes y estándares por nivel de complejidad”.

La Dra. Analía Baum, a cargo de la Dirección de Informática Clínica, Estadística y Epidemiología del Gobierno de la Ciudad, fue la encargada de abundar sobre el eje estratégico relacionado con los sistemas de información. “Para acompañar la formación de la red de cuidados progresivos integrales de la que habló Daniel Ferrante nos propusimos implementar la Historia Clínica Electrónica (HCE), comenzando por el primer nivel de atención, que en la Ciudad está representada en los Centros de Salud y Acción Comunitaria (CESACS)”.

Según detalló Baum, los objetivos operativos para 2016-abril de 2017 son terminar con la implementación de la HCE, algo que ya se había comenzado en la zona sur, la que tiene la población más vulnerable de la Ciudad y la que más utiliza el sistema público de salud; y la estrategia integrada de turnos. “Además de implementarla, quisimos integrar la HCE al sistema de farmacia para tener un seguimiento adecuado del uso de los medicamentos y la dispensación a la población, e integrarla con los laboratorios de los hospitales de referencia que tienen cada una de esas áreas territoriales”.

Luego de resaltar la importancia de la creación de la Dirección de Informática Clínica y la conformación de un equipo multidisciplinario, Baum contó que hicieron un diagnóstico de situación, relevaron los recursos humanos y físicos y evaluaron qué sistemas informáticos estaban usando en el primer nivel de atención. “El estándar es que no había un estándar; cada centro tenía su propio proceso de acreditación de identidad; su propio proceso de dar turnos (espontáneo o programado); su propio proceso de documentación, en una red de salud pública que no funcionaba como tal, sino que cada establecimiento era autónomo. Así que teníamos el desafío de comenzar a estandarizar los procesos para poder incorporar un sistema de información que unifique y que verdaderamente permita funcionar en red”, dijo.

Lo primero que se hizo fue generar una estrategia de comunicación y de soporte y se creó un portal de salud, y luego se implementó el SIGEHOS desde el módulo de HCE. “La primera implementación fue el 6 de junio en tres CESACs y en estos 5 meses ya avanzamos sobre 18 centros. Nuestro objetivo es sumar 24 más de acá a abril de 2017, cuando esperamos tener a todo el primer nivel de atención de la ciudad funcionando como una red”, informó.

SIGEHOS es el sistema de Gestión Hospitalaria de la Ciudad de Bs As. Se trata de un sistema web que facilita el acceso a diferentes módulos, dentro de los que ahora está la HCE.

Contenta con los logros que ya consiguieron, Baum anticipó que “ahora se viene la parte más difícil, que es la integración de toda el área de atención primaria con los hospitales”.

Luego fue el turno de Fernando Plazzotta, especialista en informática clínica y asesor del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires para la implementación de la HCE en el Área Metropolitana (AMBA), quien explicó que el proyecto de la provincia surgió como parte de una colaboración que se planteó con la Ciudad de Buenos Aires.

“Vamos a utilizar la misma aplicación que está usando la Ciudad. Pero como no podemos obligar a los municipios a que utilicen lo que le proponemos, sí queremos garantizar que todos utilicen la misma lógica de interconexión de sistemas. Por eso, lo más importante es que vamos a compartir un bus de interoperabilidad, tanto para lo que es la provincia como la ciudad; un bus de interoperabilidad AMBA”, resumió. Y contó que para la identificación de personas, decidieron avanzar en un modelo de tipo federado y distribuido, donde cada municipio va a ser un dominio de una federación de información.

En esta primera etapa, los alcances del proyecto son cuatro municipios (Almirante Brown; Vicente López; Florencio Varela; Lanús), que en total tienen 94 Centros de Atención Primaria (CAPS). El objetivo es lograr el empadronamiento con el sistema federal, la gestión de turnos, la HCE y la mesa de ayuda para dar soporte a todos estos procesos.

“El piloto está planteado para enero del año que viene. Estamos trabajando contrarreloj para tener funcionando la HCE en dos CAPS de dos municipios. Y para diciembre de 2017 ya queremos tener el 50% de los CAPS”, dijo Plazzotta. “Respecto de la solución de interoperabilidad -agregó-, buscamos integrar los distintos componentes del sistema, principalmente a través de identificadores o diccionarios comunes que nos permitan el intercambio de información entre los diferentes sistemas. Es el núcleo que va a comunicar la historia clínica, con el sistema de turnos, con el de laboratorio, con los de farmacia, con el de gestión de imágenes, con los sistemas del Ministerio de Salud de la provincia y también con otros municipios que utilicen esta misma lógica. No vamos a inventar nada, vamos a basarnos en estándares internacionales, en lógicas de implementación estándares Dicom, IDX, SNOMED, entre otros”.

Si bien cada municipio va a ser libre de implementar el sistema que desee, desde el ejecutivo intentarán que siempre utilicen como mecanismo de interoperabilidad la solución realizada en el ministerio, lo que les va a permitir integrarse. “Todos los municipios van a compartir el set mínimo de datos”, aseguró Plazzotta. Y concluyó que “a largo plazo -2018-2019- el objetivo es diseminar el proyecto a todos los municipios que quieran; tener una tarjeta con certificados digitales para identificar al paciente y poder hacer la firma digital de los distintos médicos; profesionalizar recursos humanos; y trabajar fuertemente en las normativas que garanticen la seguridad y de los procesos y los pacientes”.