Por Paulina De Cesare

Los sistemas de información sanitaria se han convertido en uno de los ejes de las discusiones eHealth. Este año, en el marco de la décima edición de las Jornadas Universitarias de Informática Médica (Infomed 2015), diversos líderes y expertos de la industria coincidieron en resaltar la capacidad de los países latinoamericanos de desarrollar tecnologías y estrategias.

El encuentro, organizado por el Hospital Italiano de Buenos Aires (HIBA), se llevó a cabo entre el 9 y el 11 de noviembre en el Salón del Consejo del nosocomio argentino. Contó con la presencia de profesionales del sector y con la participación de espectadores vía streaming; de hecho, superó su récord: este año alcanzó los 500 asistentes.

Sistemas de información frente al proceso de acreditación de la Joint Commission International en el HIBA

En su misión por alcanzar la acreditación de la Joint Commission International, el HIBA ha decidido implementar tecnologías en diferentes procesos médicos y asistenciales. Una de estas innovaciones es la informatización del ciclo de medicación y, en concordancia, el doctor Charles Mayan presentó el nuevo capítulo Manejo y Uso de Medicamentos (MMU) del sistema del hospital.

A su vez, el doctor Leandro Alassia exhibió la conclusión de la informatización del proceso quirúrgico, que ahora incluye la digitalización del checklist dentro del quirófano.

Por su parte, la licenciada en Enfermería Zulma González indicó que cambiaron la lógica de funcionamiento del registro electrónico de enfermería del HIBA: “Incorporamos scores validados internacionalmente (NEWS, PEWS, NTS, IMEWS) para identificar el deterioro precoz del paciente”. También comentó que continúan trabajando en el registro del nivel de educación del paciente y demostró cómo funciona en la práctica la nueva forma de preparar y dispensar medicamentos.

La transformación de los sistemas de salud a través de los sistemas de información

“En los sistemas de salud el factor económico es el conocimiento y la decisión”, indicó el doctor Fernán González Bernaldo de Quirós, vicedirector médico de Planificación Estratégica del HIBA.

En el mismo sentido, aseguró que el eje del trabajo debe ser la toma de decisiones para gestionar flujos de información como capital prioritario. “Cada vez tomamos más decisiones, pero los sistemas de salud están cada vez peor”, determinó.

Luego, Quirós opinó sobre el accionar de las instituciones sanitarias: “Los hospitales hacen planes estratégicos puramente organizacionales sin contemplar a los profesionales sanitarios”. Diferenció, además, los conceptos de información y de flujo de trabajo, y remarcó la necesidad de idear estrategias que contemplen ambos conceptos.

Ahora bien, ¿qué sucede con el potencial transformador de los sistemas de información? Según Quiroz, aún no se ha desarrollado completamente la capacidad de cambio y se puede lograr incorporando un pensamiento sistémico en vez de uno lineal. Al respecto, ejemplificó: “Las historias clínicas electrónicas (HCE) de hoy siguen teniendo la perspectiva del prestador y no del paciente y, además, en breve se verán anacrónicas. Tenemos que repensarlas e idear sistemas de información clínica basados en la sociedad”.

Como cierre, Quirós invitó a los profesionales de diferentes disciplinas a realizar un trabajo colaborativo para enriquecer el desarrollo y puntualizó: “Los proyectos informáticos no son objetivos, son instrumentos de la estrategia”.

Desafíos de la informatización de la capa clínica desde la perspectiva de los CIO

¿Cómo viven los gerentes generales de las empresas de salud la digitalización de sus procesos?  Para conocer la visión de quienes toman las principales decisiones, el doctor Daniel Luna (HIBA) moderó un panel integrado por Diego Waksman (Hospital Alemán), Eduardo Del Piano (Swiss Medical) y Gustavo Pepe (Medicus).

Waksman comentó que en el Hospital Alemán todo está informatizado e integrado con HL7: su HCE ambulatoria, la de internación, el sistema de laboratorio y el de imágenes. Es por esto que en el nosocomio ya no se realizan procesos manuales y ha crecido la información de sus repositorios. “Los trabajadores de la salud siguen haciendo su trabajo pero digitalmente, no hacen nada que no les corresponda”, subrayó el CIO luego de resaltar que los software han sido desarrollados por su propio equipo informático.

Del Piano compartió el aprendizaje de su experiencia: “El punto más importante para trabajar en una HCE es la infraestructura, pero no sólo la tecnológica, sino también la operativa”. Por eso, para generar conocimiento y crecimiento, en Swiss Medical fue clave la capacitación del personal médico e informático y el trabajo conjunto de todas las áreas.

“Duplicamos todos los componentes de hardware y software y contratamos servicios exclusivos para esta función”, comentó Del Piano. Reconoció, además, que el trabajo más duro fue el de catalogación y terminologías.

Por su parte, Pepe habló sobre el Marco Argentino de Interoperabilidad en Salud (MAIS), proyecto que persigue el intercambio de documentos clínicos electrónicos entre instituciones con sistemas de información diferentes sin la necesidad de una plataforma de interoperabilidad. El CIO de Medicus afirmó que el MAIS  ya se encuentra en su segunda etapa, cuyo fin es contar con información de mayor calidad.

Usabilidad

“Sean proactivos, no esperen a que se les pida algo, asegúrense de tenerlo antes”, propuso Gustavo Aguirre (Globant) en el panel sobre la experiencia del usuario. También señaló que es indispensable adelantarse a las necesidades de los pacientes: “Para lograr una experiencia diferente, hay que cuidar a la persona especialmente en sus momentos críticos”. Para finalizar, detalló cómo las habilidades de la inteligencia artificial mejoran la experiencia del usuario.

Enrique Stanziola (HIBA) invitó a diseñar software centrándose en el usuario como una cultura de trabajo, no como un valor agregado, y a concentrarse primero en sus necesidades, luego en la interfaz. “Un software usable es fácil de aprender y evita errores, no pantallas bonitas con colores llamativos, y no interfiere en la búsqueda de los objetivos sino que ayuda a conseguirlos”, definió. Además, recordó que la resistencia de las personas se supera cuando experimentan los beneficios.

Estudiando, anticipando y enfrentando la necesidad de conocimiento clínico

“No asuman que saben cuáles son las necesidades de información”, desafió el doctor James Cimino, keynote speaker de la segunda jornada. El estadounidense celebró la cantidad de información disponible, por lo que, aseguró, no se debe negar su importancia. Asimismo, comentó su experiencia respecto a la incorporación de botones de información en los sistemas informáticos clínicos y concluyó: “Los info-buttons mejoran el cuidado del paciente”.

Modelo EMRAM de HIMSS Analytics

Isabel de Jesús Simão, representante de HIMSS Analytics, presentó el modelo de madurez de adopción de historias clínicas electrónicas y describió la distribución de los niveles EMRAM según las regiones: Medio oriente, Estados Unidos y Europa se posicionan como líderes.

En América Latina existen ocho centros asistenciales con certificación nivel 6 –el más alto es el nivel 7, entorno sin papel-, siete en Brasil y uno en Chile.

La tasa de mortalidad es menor en los hospitales con estadio alto de EMRAM”, acotó. También subrayó el papel fundamental de la telemedicina en la calidad asistencial y expresó que esta tecnología salvó más de 1500 vidas y evitó más de 56 mil días de internación.

IBM Watson Health: Soluciones cognitivas para mejorar la atención

Sylvie Marcy, representante de IBM Watson, expresó que más del 30% del dinero que se destina a la salud a nivel mundial está siendo desperdiciado. “En Argentina tienen un buen control de sus recursos económicos”, agregó.

Luego habló específicamente sobre Watson, el sistema desarrollado por la multinacional que demostró su capacidad en 2011 cuando ganó un millón de dólares en el programa de preguntas y respuestas Jeopardy!. “Watson  transforma la HCE de información a un soporte de decisión inteligente”, afirmó Marcy. En este sentido, enumeró sus funciones: genera compromiso en el paciente, permite que las personas descubran más información, ayuda a los usuarios a tomar decisiones más informadas y analiza datos de formas que nunca habían sido posibles.

Marcy también presentó el último desarrollo del sistema: Watson para Oncología. Se trata de un software que provee a los profesionales del área asistencia para que tomen decisiones más informadas y personalizadas. “Continuamos desarrollando soluciones en Watson, estamos expandiendo sus sentidos”, afirmó y adelantó que próximamente lanzarán la versión del software en español.

Salud.uy, la experiencia uruguaya

Uruguay se ha posicionado, en los últimos años, como uno de los países con más rápido desarrollo eHealth en Latinoamérica. El programa Salud.uy, por ejemplo, da cuenta de esta tendencia.

El ingeniero Jorge Forcella, director del proyecto, fue invitado a la conferencia para contar la experiencia gubernamental y enumeró los objetivos del sistema: contribuir a la mejora de la calidad de la atención, dar un salto cualitativo apoyado en la visión de la informática en salud, cambiar el enfoque tradicional y constituir al programa como vector de cambio dentro de la estrategia nacional.

Durante toda su presentación hizo especial hincapié en que la única manera de concebir Salud.uy es considerándolo como un proyecto de todo el sistema sanitario, no sólo del sector público: “En un país con un sector sanitario privado tan fuerte es necesario crear ecosistemas colaborativos”.

Forcella informó que en Uruguay cuentan con estándares desarrollados y difundidos para trabajar una interoperabilidad nivel 1. “Debemos reaprovechar lo existente así las instituciones interconectan sus sistemas internos con el nuestro”, expresó.

En cuanto al marco jurídico, el director del proyecto relató que se han realizado guías de protección de datos de salud y de firma electrónica. Incluso adelantó que en diciembre presentarán una guía de telemedicina y que están trabajando en el nivel 3 de la HCE Nacional, o sea, en la interoperabilidad semántica.

Experiencias de informatización: Virazón y SUAT

El doctor Miguel Acerenza y la ingeniera Ana Fernández, ambos representantes de la Sociedad Española, dieron a conocer el proyecto Virazón.  El programa, que tiene desarrollada una HCE que funciona en todos los niveles y modalidades de atención, está integrada a todos los sistemas de apoyo. Incluye, además, alertas, notificaciones y prescripción electrónica de procedimientos diagnósticos.

Según informaron, ya son más de 48 mil pacientes los que cuentan con su HCE, más de 66 mil las prescripciones electrónicas de medicamentos y más de 45 mil las de estudios.

Selene Indarte, representante del servicio de emergencia móvil SUAT, comentó que los médicos utilizan tablets para registrar la atención de pacientes domiciliarios y que cuentan con pequeñas impresoras portátiles para entregarles a los usuarios el resumen de la visita y las indicaciones médicas realizadas.

Indarte explicó que toda la información recolectada se almacena en el portal de la empresa. “Con esta herramienta, los pacientes sienten que su información se almacena con mayor seguridad”, señaló. A su vez, contó que están trabajando en mejorar las alertas y el cálculo de dosis y adelantó que próximamente lanzarán la receta electrónica.

Infomed 2015, tres jornadas tres

Las jornadas universitarias organizadas por el HIBA dejaron entre los participantes un clima de reflexión y planeamiento, siempre con miras positivas hacia el futuro y con ánimo de crecer como región dentro del ámbito eHealth.

La presencia de expertos de Estados Unidos, Europa, Brasil y Uruguay ofreció datos concretos y experiencias exitosas para adaptar a las necesidades particulares de cada sistema sanitario nacional.

DATO: En 2016, las Jornadas Universitarias de Informática Médica se llevarán a cabo del 2 al 4 de noviembre, en las instalaciones del Hospital.