. El estándar FHIR de HL7 y las aplicaciones que lo usan han generado mucho entusiasmo. ¿A qué razón se debe esto?

En realidad, hay dos grandes razones. La primera es que, a diferencia de los estándares anteriores para la información clínica, el FHIR se basa en la misma tecnología web de las redes sociales, comercio electrónico, viajes, búsquedas y otros servicios en línea que la gente usa todos los días. Esto le da al FHIR la ventaja de tener acceso en tiempo real a los datos de atención médica de las personas, datos que se encuentran dispersos en múltiples sistemas informáticos.

La segunda gran razón es que los datos de atención médica se pueden representar una sola vez en FHIR y luego se pueden utilizar sin modificaciones en diferentes modelos de intercambio de información: REST, servicios web, mensajes o documentos de HL7. FHIR empaqueta el signi cado de los datos junto con los datos mismos. Entonces, a través de FHIR, por ejemplo, se pueden tomar lecturas de laboratorio de un sistema como un mensaje HL7v2 y luego se pueden enviar en un resumen de alta médica, sin hacer cambios.

. ¿Cómo FHIR ayuda a mejorar los procesos y los resultados de la atención médica y me convierte en un héroe para el personal clínico?

Hace treinta años, la interoperabilidad tenía que ver con el intercambio de datos entre dos sistemas informáticos. Ahora, tiene que ver con el acceso a datos a través de muchos sistemas como si fueran uno solo, tener una vista concordante y presentar los datos al personal clínico de manera que sea fácilmente entendible. Una vez que un registro clínico electrónico (RCE), un sistema de intercambio de información clínica, u otra fuente de datos opera con FHIR, las aplicaciones FHIR pueden consultar esos datos y mostrarlos de manera tal que se puedan ejecutar acciones con ellos, lo que se traduce en una mejor atención y mejores resultados.

Un gran ejemplo de esto es la principal herramienta de los pediatras, la tabla de crecimiento. Obtener funcionalidades avanzadas de RCE solía ser una personalización costosa y que consumía mucho tiempo. Sin embargo, ahora existen aplicaciones en el mercado que se pueden llamar desde RCE y, a través del FHIR, toman datos fundamentales del RCE para poblar una tabla de crecimiento interactiva. Se puede ejecutar sobre un smartphone o tablet, para que el médico acceda y pueda compartir la información con los padres fácilmente. A diferencia de una tabla en papel, la tabla interactiva puede mostrar diferentes curvas de crecimiento: la estándar para niños de término, u otra tabla para nacidos prematuros, por ejemplo. La tabla puede alternar para mostrar desviaciones estándar u otra información, como velocidad de crecimiento, así como también mostrar información personalizada para los padres, de manera que puedan entender de manera más fácil el estado de salud de su hijo.

El apoyo a la toma de decisiones es otra área donde existen aplicaciones destacadas e innovadoras basadas en FHIR, que conectan de nuevas formas los datos del RCE con los procesos de toma de decisiones del personal médico.

Imagínese darle al personal médico acceso a una tienda de aplicaciones, donde pueden descargar soluciones basadas en FHIR. Cada solución interactúa con los datos del RCE para abordar necesidades específicas del personal clínico. Esto no solo les ayuda a mejorar el rendimiento en su trabajo y a entregar mejores resultados para sus pacientes, sino que también permite a su organización expandir su RCE sin un desarrollo personalizado de alto costo y sin tomar mucho tiempo.

. Hemos invertido mucho en la construcción de estándares durante las últimas tres décadas. ¿Qué sucede ahora? ¿Necesitamos rehacer todo para que sea compatible con FHIR?

La respuesta rápida es no. Como FHIR se terminará de construir durante los próximos años, de manera que sea compatible con un mayor rango de elementos de datos de atención médica y se transformará en la herramienta para el acceso a datos e interoperabilidad por excelencia. Pero por ahora, un enfoque de interoperabilidad basado solamente en FHIR no va a cubrir todas sus necesidades. La mayor parte de los sistemas legados no se actualizarán para operar con FHIR. Los sistemas de laboratorios y los RCEs que intercambian datos utilizando los estándares más antiguos, por ejemplo, están haciendo su trabajo bastante bien.

Va a haber un mundo híbrido durante un tiempo. FHIR servirá de lenguaje común, entregándole la capacidad de traducir los datos en su idioma propio al de estándares tales como HL7v2, HL7v3 y C-CDA. El soporte para FHIR es esencial en la medida en que aumente su desarrollo y se adquieran nuevos sistemas, pero éstos deben continuar soportando los estándares más antiguos, incluyendo los perfiles de interoperabilidad IHE, para proteger y extender la vida de los sistemas más antiguos.

Una de las mejores cosas de FHIR es su potencial para romper con el paradigma de que interoperabilidad es lenta, inductiva y estilo big bang, donde una multitud de estándares, personas y sistemas tenían que coordinarse para poder tener éxito. En su lugar, veremos un enfoque deductivo más efectivo y ágil. Con los RCEs y los sistemas de intercambio de información clínica que son compatibles con FHIR, comenzaremos a ver una interoperabilidad más “espontánea”.

Los sistemas de salud y el personal clínico serán capaces de combinar los datos y la función de las soluciones basadas en el FHIR disponibles en la “tienda de aplicaciones” con una interoperabilidad que se ajuste mejor a sus necesidades en ese momento.

 

* El Dr. Russel Lefwich es asesor clínico experto en interoperabilidad de InterSystems y forma parte de la junta directiva de HL7 International. Actualmente es vicepresidente del Comité de Implementación de IHE Estados Unidos, vicepresidente del HL7 Learning Health Systems Workgroup y miembro del Sequoia Project Content Testing Workgroup. Se ha desempeñado en el rol de líder para el desarrollo de estándares clínicos y ha co-liderado la National Coordinator for Health Information Technology Standards & Interoperability Framework Longitudinal Coordination, de Care Initiative; es presidente de la HL7 Health Professional Engagement Initiative y vicepresidente del HL7 Patient Care Workgroup.

Fuente: InterSystems.com/cl