La región del norte de Dinamarca llamada Nordjylland optimizó los recursos de atención a la salud de la población a través de la instalación de cámaras de videovigilancia en las ambulancias. Los pacientes son evaluados en tiempo real por un equipo médico a distancia que acompaña a todos los servicios de emergencia a través de cámaras IP de alta resolución. Esto permite resolver algunos casos en la ambulancia, y que el paciente pueda volver a casa sin haber pasado por el hospital.

Además de estar reduciendo los costos para la administración pública, la idea está bajando el número de visitas innecesarias a los centros de salud. Los médicos dan sugerencias sobre la manera de tratar al paciente con antelación, identifican la posible necesidad de expertos e indican qué hospitales son más capaces de manejar cada caso.

Las cámaras, instaladas en el techo de once ambulancias, son pequeñas y generan imágenes de alta calidad incluso con la vibración del vehículo en movimiento. El modelo elegido, AXIS M5014, permite visualizar todo el cuerpo del paciente y hacer un zoom en partes específicas para asegurar una buena visión por parte del personal médico.

Para transmitir el video de forma remota, la región de Nordjylland utiliza la tecnología Radiocamm, que permite la comunicación inalámbrica entre dos puntos. La transmisión puede adaptarse a diferentes tipos de red para proporcionar un ancho de banda optimizado. Además, la comunicación puede ser a través de 3G o 4G sin interrupciones.

“Este tipo de instalación implica grandes desafíos tecnológicos. Incluye conexión lo suficientemente rápida para la alta tasa de cuadros y calidad de imagen que el personal del hospital a distancia necesita para realizar el correcto cuidado del paciente”, explica Andrei Junqueira, gerente de ventas para la región.

El recurso es ideal para las ambulancias que sirven a zonas remotas alejadas de los centros urbanos, o municipios que no cuentan con atención especializada. Incluso en las grandes ciudades, la evaluación a distancia puede acelerar el servicio en los hospitales y reducir el tiempo de espera. En la experiencia danesa, que inicialmente se centró en el cuidado de los niños y las víctimas de accidentes cerebrovasculares, la propuesta ya se amplió a más de 600 mil usuarios del servicio de salud local.

El mayor obstáculo encontrado fue la falta de costumbre de los médicos y enfermeros, que fue superada al verificar la eficacia del sistema. “Desde el punto de vista del paciente, la transmisión de vídeo desde las ambulancias es muy positiva. Este es el futuro”, dice el consultor senior de Nordjylland, Søren Aagaard Christiansen.

Fuente: Axis Communications