Por Fabiana B. Taboada

Ofrecer nuevos productos, servicios diferenciados y personalizados que sean soluciones innovadoras en e-Health desde el enfoque del pensamiento de diseño, o Design Thinking, implica transformar la experiencia del tratamiento sanitario con un enfoque centrado en el paciente en el cuidado de la salud y la satisfacción de sus necesidades.

Así lo aseguraron personalidades del sector de Argentina, Colombia y Estados Unidos en el marco del evento “World Tour sobre Design Thinking and Technology for Healthcare”, organizado por ECARESOFT en Buenos Aires y con próximas réplicas en ciudades como Melbourne, Austin (Texas) y Ciudad de México.

De acuerdo con los expositores, el escenario actual presenta a la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático (machine learning) como actores que tendrán presencia cada vez más fuerte en la industria de la salud. La IA analiza la gran cantidad de información que proporciona el Big Data y la usa para averiguar sus áreas de oportunidad. El machine learning permite descubrir estándares y tendencias de conjuntos de datos y automatizar análisis realizados tradicionalmente por personas, para aprender con las interacciones relacionadas a negocios y brindar respuestas basadas en evidencias.

Según Swami Chandrasekaran, ingeniero distinguido en el IBM Watson, Watson está creando una nueva asociación entre personas y computadoras “que mejora, escala y acelera la experiencia humana”. IBM ha registrado más de 1.300 patentes en las áreas de sanidad, ciencias de la vida y dispositivos médicos.

Durante el evento, Chandrasekaran presentó la división IBM Watson Health, desde la que se ofrece una plataforma en cloud abierta y segura que permite anonimizar, compartir y combinar los datos referentes a la salud. Su utilización permite a médicos, investigadores, aseguradoras y compañías orientadas a soluciones en salud y bienestar tener una percepción más completa de los múltiples factores que pueden afectar la salud del paciente.

Además, explicó que IBM está lanzando un nuevo software para IA, machine learning y deep learning, llamado Spectrum. Sus aplicaciones son de gran alcance y abarcan desde medios de comunicación, entretenimiento y vigilancia de seguridad hasta industrias manufactureras o de atención médica. Estas soluciones son capaces de analizar petabytes (unidad de almacenamiento de información que equivale a 1024 terabytes o TR) de datos para impulsar la innovación y descubrir perspectivas. A través de recursos computacionales de procesamiento paralelo, los usuarios pueden realizar rápidamente tareas tales como buscar una anomalía en los registros médicos, identificar un automóvil con una matrícula específica o hacer una referencia cruzada de una cadena de suministro y pronósticos meteorológicos.

En tanto, Daniela Naranjo Caicedo, ingeniera especialista en Informática Clínica en Elsevier – Clinical Solutions, expuso al Design Thinking como el cuidado centrado en el paciente (CCP), basado en relaciones, con una orientación hacia la persona como un todo, que procura comprender y respetar sus necesidades, cultura, valores y preferencias.

Caicedo comentó que existen metodologías para cada fase del Design Thinking (empatiza, idea, prototipa, testea), que permiten crear productos o servicios de alto impacto. Presentó el Patient Journey Mapping (Mapa de Experiencia del Paciente), que explora y describe las etapas que un paciente experimenta durante el proceso de tratamiento y recuperación, en combinación con las personas y servicios que encuentra. Se usa para conocer las interacciones, emociones y barreras del paciente y otros participantes del proceso, por lo que necesita se definan actores, interdependencias y puntos de contacto.

El mapa debe verse como una fuente para identificar oportunidades de soluciones en los problemas, es decir aquellos puntos donde la satisfacción del paciente no es buena, y desde allí continuar las fases de Design Thinking de prototipo y diseño.

En este aspecto coincidió Ezequiel Kahan, ingeniero fundador y director de la firma Knowment: “El Design Thinking nos propone acercarnos más a los problemas, sus contextos y quienes los padecen, para construir soluciones a partir de ahí. Su enfoque es holístico, y otorga relevancia a elementos que no siempre son tenidos en cuenta, como las emociones, los pensamientos y las experiencias”.

“Yo creo que uno de los desafíos del Design Thinking es lograr combinar la marcada orientación a la solución de los problemas, que existe en la salud, con una mirada más profunda e integral del problema que se intenta solucionar”, señaló.

Para Kahan, el Design Thinking invita a generar más y mejores ideas trabajando en equipo y haciendo partícipe del proceso a pacientes, familiares, profesionales de la salud y proveedores. “El trabajo en equipos heterogéneos nos permite repensar y salir de respuestas comunes, para así generar innovación aplicada”, sostuvo.

En el evento estuvieron presentes unos 70 participantes, incluidos médicos y ejecutivos del sector hospitalario, además de aseguradoras y profesionales.