Jeanette Vega Morales, Médico de la Universidad de Chile, con un Doctorado en Salud Pública de la Universidad de Illinois, especialista en Salud Familiar y actualmente Directora del Fondo Nacional de Salud (Fonasa), organismo público que administra los fondos estatales destinados a salud en Chile, habló con eHealth Reporter y señaló que “hemos desarrollado un plan de digitalización de los procesos internos para alcanzar una trazabilidad financiera y sanitaria, para mejorar la atención de los pacientes, bajo estándares internacionales de comunicación”. Además, indicó que “de aquí a fin de año, ya no habrá en Fonasa bonos ni programas en papel, los cuales ya no existen para el 80% de nuestros afiliados actuales”.

El proyecto “Cuenta Médica Interoperable”, realizado por Fonasa en conjunto con Corfo y el Programa Salud + Desarrollo del Comité de Transformación Digital, se ha propuesto contar con una ficha clínica electrónica para lograr que la información de atención esté disponible en todos los centros de salud del país, y así mejorar la calidad de las prestaciones.

Como primera fase del proyecto, el sistema de salud público financiará e implementará una plataforma que interconectará con el Servicio de Salud del Maule, de Araucanía Sur y de Talcahuano, del sector público, y Clínica Indisa, Clínica Dávila y Megasalud, del sector privado. De este modo, se dará inició a una integración que se espera se expanda en todo el país, siguiendo el estándar HL7.

La Directora del Fondo Nacional de Salud comentó que, en octubre de este año, con estos seis centros de atención (tres públicos y tres privados), se dará un gran paso a través de la creación de la cuenta médica digital interoperable, la cual permitirá eliminar la exigencia de papeles para bonos y programas clínicos, dado que toda la información de atención de los pacientes estará en línea

“En los próximos meses, los usuarios que se atiendan en estos establecimientos, ya sea para recibir una atención ambulatoria u hospitalaria, no tendrán que perder tiempo en trámites porque una vez que dejen el centro de salud, ya se habrá efectuado el crece de información interna”, señaló Vega, agregando que “por ejemplo, si una persona es atendida en Clínica Indisa, Clínica Dávila o Megasalud, una vez que llega al lugar sus datos son digitalizados, lo cual se repite en todo el proceso de atención y salida del paciente, por lo tanto el usuario no debe gestionar bonos, certificados o programas. Y si al momento del alta existe un copago, se le cobra al prestador”.

Es importante señalar que la plataforma cuenta con un convenio con el Hospital Italiano de Argentina, para unificar las codificaciones de manera universal. Además, se espera en el futuro poder contar con información en línea de los ciudadanos de países vecinos que se encuentren en Chile y así entregar un servicio de salud adecuado.

“Si bien la plataforma nos permite conocer el registro financiero de los pacientes que se atienden en los centros interconectados, también estaremos al tanto de su historia clínica, de modo tal que tendremos la posibilidad de identificar a los pacientes más vulnerables, dónde se atienden y, mediante el diagnostico, hacer un mejor seguimiento del tratamiento”.

Finalmente, la doctora Vega dijo que “buscamos cambiar el concepto de la salud en el país, y creemos que el proceso de transformación digital será un beneficio para todos nuestros afiliados. Creemos que con otros dos años más en este en este trabajo, Fonasa dejará todo conectado”.