Por Rodrigo Castro Apablaza

Al menos el 30% de la población de Chile tiene una enfermedad crónica y este segmento representa un reto para la salud pública. El desafío, creemos, está en buscar nuevas soluciones TI.

El modelo que proponemos consiste en medir a distancia signos vitales y otros parámetros clínicos a través de sensores y dispositivos móviles en el hogar del paciente. El funcionamiento es sencillo: los aparatos recogerían la información y la transmitirían en línea a la plataforma Salud Responde –contact center. Y si algún parámetro estuviera fuera del rango establecido, se gatillaría un protocolo de atención clínica que podría ser presencial o de orientación clínica remota.

De esta forma, mediante monitoreo a distancia, buscamos anticiparnos a episodios de descompensación para evitar hospitalizaciones y visitas innecesarias a urgencias. El piloto, estimamos, comenzará a funcionar en el año que viene.

Otra de las iniciativas que pretendemos seguir impulsando está relacionada con la gestión de citas y consiste en el envío de mensajes de texto (SMS) a pacientes crónicos. Actualmente el proyecto llega a 600.000 ciudadanos y nuestro objetivo es alcanzar a 1,5 millones de personas a fines de 2016.

∴ Experto en eHealth, mHealth, telemedicina y economía de la salud. Ingeniero comercial, MSc. Health Economics, University of York, UK y MA. e-Health, University of Applied Science Flensburg, Germany. Actualmente se desempeña como jefe del Departamento de Gestión Sectorial de TIC del Ministerio de Salud de Chile y cuenta con más de diez años de experiencia en el sector público de Salud, donde ha aportado sus conocimientos en eHealth y economía de la salud en instituciones como KFW Development Bank, FONASA y Servicio de Salud Metropolitano Sur.