Cerca de la mitad de las personas que se suicidan visitan a un médico de atención primaria un mes antes de morir y un veinte por ciento de ellas tiene contacto con un servicio de salud mental. ¿Cómo se frena la tasa de suicidios? ¿Alcanza con las campañas de prevención tradicionales? ¿Se pueden gestionar herramientas tecnológicas de uso cotidiano para evitar crisis? Parece que sí: aplicaciones móviles, redes sociales y servicios de mensajería instantánea son capaces de ponerse al servicio de aquellos usuarios en riesgo a través de alertas, consejos y monitoreo.

Seguimiento profesional a la distancia

Según informó la BBC, el centro Mersey Care del Servicio Nacional de Salud (NHS) de Inglaterra y la Universidad de Stanford de Estados Unidos han investigado de qué forma la tecnología podría ayudar a disminuir la tasa de suicidios. De hecho, diseñaron en conjunto una aplicación móvil cuyo prototipo se terminaría en junio.

Cinco centros del NHS y diferentes hospitales estadounidenses están involucrados en el proyecto, que se testearía en pacientes en enero del año que viene. La herramienta, cuyo rendimiento sería evaluado por expertos externos durante tres años, permitiría que los médicos controlen el comportamiento de aquellas personas con riesgo de suicidio.

¿Cómo funcionaría?

La app se basaría en el monitoreo de todas las comunicaciones digitales que realice el usuario -como mails, llamadas y publicaciones en las redes sociales. Y, ante potenciales riesgos, emitiría alertas para que los profesionales se contacten con el individuo y le den el soporte necesario. De todas formas, los interesados deberán dar su consentimiento voluntario para ser monitoreados.

La iniciativa partió de la premisa de que los pacientes son más abiertos con sus familiares y amigos que con los profesionales de la salud y, a su vez, surgió a raíz de un compromiso puntual que tomó el Mersey Care: suicidios cero para el año 2020.

La interpelación de las redes sociales: “¿En qué estás pensando?”

Durante la quinta Jornada de Investigación para la Compasión, celebrada el 25 de febrero de 2015, Facebook anunció la implementación de nuevas herramientas que proveen apoyo, recursos y alertas para aquellos usuarios que tengan pensamientos suicidas. Para esto, trabajó en colaboración con diferentes organizaciones de salud mental, como Forefront, Now Matters Now, Save.org y la Línea Nacional de Prevención de Suicidios, entre otras.

¿Qué medidas toma Facebook a partir de entonces?

  • Ofrece la opción de reportar contenidos perturbadores, moderados por equipos que trabajan las 24 horas del día alrededor del mundo.
  • Si detecta una amenaza de suicidio directa, le solicita al usuario que se contacte con el servicio de emergencia local.
  • Ante la sospecha de una situación extrema, le sugiere a la persona en riesgo que se contacte con la Línea Nacional de Prevención de Suicidios y, mientras tanto, le da la opción de contactarse con un amigo y le provee consejos sobre cómo lidiar con sus sentimientos.

Suicide Safe, una app de soporte a médicos

La Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA) de Estados Unidos lanzó en abril de 2015 una aplicación móvil para ayudar a los profesionales de la salud en el tratamiento de personas con ideas suicidas. Llamada Suicide Safe, la herramienta ofrece publicaciones y guías para planificar acciones de prevención y llevar adelante programas que promuevan la sanidad mental de los jóvenes o que ayuden a superar el suicidio de un miembro de la comunidad.

“El suicidio devastó vidas a lo largo y a lo ancho de nuestro país, pero es un asunto de salud pública que se puede prevenir y nosotros estamos trabajando al pie del cañón para proveerles recursos a los ciudadanos”, expresó Pamela S. Hyde, administradora de SAMHSA.

Disponible de forma gratuita para dispositivos iOS y Android, Suicide Safe proporciona consejos a los profesionales de la salud sobre cómo evaluar los riesgos de suicidio, de qué forma comunicarse con los pacientes y sus familiares y en base a qué tomar decisiones y realizar derivaciones.

TXT4Life, una política de inversión pública

El Minnesota Department of Human Services asignó un millón de dólares para el programa de prevención de suicidios TXT4Life en septiembre de 2015.

“Queremos que la gente se contacte cuando necesite ayuda y hoy, que casi todos los ciudadanos tienen un celular en su bolsillo, TXT4Life es una parte importante del sistema de respuesta ante la crisis de salud mental de Minnesota”, expresó Lucinda Jesson, comisaria de Servicios Humanos.

Al enviar un mensaje de texto con la palabra Life al 61222, los ciudadanos de Estados Unidos recibirán consejos para lidiar con su crisis e información sobre los centros a los que puede acudir las 24 horas del día. Gracias al incremento en su capital, la organización ha añadido recursos de difusión y sensibilización en diez condados del suroeste de la ciudad.