Casos de éxito en la región, oportunidades para conseguir financiación y la emocionante historia de cómo la tecnología permite convertir a niños con discapacidades en superhéroes, fueron algunos de los temas centrales que se abordaron durante la sexta edición del Forum ITSalud, organizado por la Asociación Argentina de Usuarios de la Informática y las Comunicaciones (Usuaria). Realizado el 7 de junio en la sala de conferencias del Hotel Emperador de la Ciudad de Buenos Aires, el evento convocó a más de 450 personas que escucharon, atentas, cada una de las 10 disertaciones.

Luego de la apertura formal del evento, a cargo de Juan José Dell’Acqua, Norberto Galarraga y Eduardo del Piano (director ejecutivo, presidente y secretario de Usuaria, respectivamente), Gino Tubaro, fundador de Atomic Lab, inauguró la jornada con su presentación “Cómo imprimir 1000 manos y no morir en el intento”. Tras un breve repaso sobre su vida –tiene apenas 20 años–, Gino contó que a los 16 años descubrió la existencia de las impresoras 3D. Eso le abrió la puerta a la investigación y así llegó su primera prótesis de mano, gratuita, diseñada a medida para Felipe. “Mi idea fue hacer de un chico con discapacidad un superhéroe, por eso le decimos Iron Felipe”, contó, y agregó: “Al ver la cara de felicidad del chico, que no tenía una mano y que ahora con la prótesis puede hasta manejar una caña de pescar, te das cuenta de la importancia de seguir aplicando la tecnología a la salud”.

Gracias a haber ganado en 2015 el primer premio del concurso de History Channel “Una idea para cambiar la historia”, Tubaro recibió U$S 60 mil que invirtió para sacar adelante “LIMBS”, una plataforma on line que permite tomar medidas a distancia e imprimir prótesis para personas que estén en otras provincias o países, a quienes se les entregarán de manera gratuita. “Tenemos tres mil casos que ya se anotaron en el país y nuestra meta es llegar a entregar mil este año, sin morir en el intento. La impresión 3D permite ayudar a mucha gente con poco dinero”, señaló el joven inventor.

Luego de Gino fue el turno de René Prieto, gerente de desarrollo de Negocios de Intersystems, quien presentó el programa de Salud Conectada de Chile, que ya está funcionando en una región geográfica de su país. “Salud conectada está basada en la interoperabilidad. Vincula todas las aplicaciones de datos y procesos. La idea es que haya un acceso detallado a los registros del paciente en tiempo real, que haya una continuidad en la atención, y que cualquier médico que nos reciba en cualquier institución tenga el mapa completo de nuestra salud. Esto mejora la calidad y la seguridad de la atención al paciente y hace más eficiente los recursos”, explicó.

Por su parte, Francisco Fukuda, director de Seguridad y Salud de la Asociación Chilena de Salud, una de las redes más grandes de salud privada de Chile, habló sobre el desafío de llevar adelante el Proyecto Activa, que implicó migrar los más de 200 sistemas que utilizaban en todo el país a SAP/Neoris. “Fue un verdadero parto, pero estamos muy satisfechos con el resultado”, señaló.

Antes del coffe break, fue el momento destinado a quienes buscan financiación para hacer realidad un proyecto, con las presentaciones de Alejandra Davidziuk, de la Oficina de Enlace Argentina-Unión Europea del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y luego de Axel Barceló, director Ejecutivo de Incubando Salud. Davidziuk presentó el Programa Horizonte 2020, que financia proyectos de investigación e innovación de diversas disciplinas en el contexto europeo. Dio las claves sobre cómo armar una propuesta y abundó sobre los distintos tipos de financiamiento a los que se puede acceder. Barceló, en cambio, hizo hincapié en las oportunidades de negocios en el sector salud. Contó varios casos de éxito regionales (Pixeon, Usound, healink, epicrisis, saude control) y pronosticó que en 2017 sólo el mercado de mHealth será de U$S 23 mil millones.

Al inicio de la segunda parte de la jornada, tomó el micrófono José Bruzadín, director de Innovación en Salud de Intel, quien en “portuñol” presentó el desafío de lograr con la tecnología que cada paciente acceda a una medicina de precisión más eficiente y veloz. “Aspiramos a tener todo –desde el diagnóstico hasta el tratamiento oportuno- en un día”, dijo.

Gustavo Brey, Gerente de Sistemas de Aplicaciones de Swiss Medical Group, y Zacarías Monzón, Jefe de Arquitectura Corporativa de OSDE, presentaron los resultados del segundo Connectathon del Proyecto MAIS (Marco Argentino de Interoperabilidad en Salud), del que participaron el Hospital Italiano de Buenos Aires (HIBA), el Hospital Alemán y Fleni, como prestadores de salud, y OSDE y el Swiss Medical Group como financiadores. “Fue una actividad conjunta, que se realizó en tiempo real para evaluar cómo funciona la interconexión para compartir facturación y estudios respaldatorios entre unos y otros. Estamos contentos porque logramos resolverlo en un día, en lugar de los dos planeados originalmente”, explicaron.

Más adelante, Eduardo del Piano reveló los datos preliminares de una encuesta implementada por Usuaria Research sobre el uso de Historias Clínicas Electrónicas (HCE) en el país. “Uno de los resultados claros es que el 70% de los CIOs dependen directamente de los CEOs, lo que marca que IT es algo súper estratégico en el rubro salud. Además, vimos que el 55% de las organizaciones no tiene área de informática médica”, aseguró. El sondeo, que  se mandó a 45 entidades públicas y privadas, también mostró la escasez de soluciones móviles, tanto para pacientes como para los profesionales de la salud. “En el mercado de la salud estamos muy atrás de lo que pasa en otras áreas, como en banca. De modo tal que se palpita un gran campo para explotar en esta área”, destacó Del Piano.

Cerca del cierre, Daniel Luna, CIO del Hospital Italiano (HIBA), habló sobre las distintas certificaciones y modelos de HCE que hay en el mundo. “En Argentina no tenemos nada… ¿podrá ser Usuaria la que se encargue de crear un modelo propio?”, preguntó en voz alta. Y luego contó el proceso de certificación llevado a cabo por el HIBA en manos de HIMSS, que culminó en abril con el otorgamiento del estadio 6+ (de 7). “Somos el primer hospital en Argentina en certificar por HIMSS y uno de los pocos en el mundo en tener un grado tan alto de certificación. Aspiramos a obtener el nivel 7 el año que viene”, dijo orgulloso.

Para el cierre, Gustavo Aguirre, CEO de BeLiquid, propuso pensar cuáles serán los factores que cambiarán el modelo de salud. “Hay seis cosas que van a revolucionar los negocios”, señaló. Y mencionó: innovación; congnitive computing; diseño de experiencias; la posibilidad de escalar (crecer mucho); peer to peer; neurociencias. “Todos los mercados están cambiando. El de la salud también. El tren viene y no frena, por eso es importante que pensemos qué cambios queremos para que nuestra empresa sobreviva”, reflexionó.

“De los seis encuentros que venimos haciendo, éste fue el que más convocatoria tuvo, y con la audiencia más heterogénea hasta ahora. Difícil va a ser igualar o superar esto para el año que viene”, dijo entusiasmado Eduardo Del Piano, al terminar el evento. Y concluyó: “No hubo ni una sola presentación comercial ni ninguna acción de marketing en las disertaciones; creo este es uno de los factores de éxito. La gente nos está pidiendo que se agrande o alargue el día para poder explorar más temas. Una de las grandes conclusiones es que tanto el privado como el público se están acercando para llevar adelante acciones conjuntas que beneficien al sistema”.