La impresora 3-Donor fue desarrollada por los bioemprendedores Aden Díaz Nocera y Gastón Galanternik, que fundaron la empresa Life Si para comercializarla. Luego de dos años de pruebas en la Universidad Nacional de Córdoba, firmaron un convenio para brindar el equipo en comodato al proyecto Biomatter de regeneración de piel que se encuentra a cargo de la Dra. Élida Hermina, directora del Laboratorio de Biomateriales, Biomecánica y Bioinstrumentación (Lab3Bio) de la Escuela de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

Durante la instalación de la impresora, Díaz Nocera destacó que la novedad no es la parte mecánica, sino el software que ofrecen junto a la primer bioprinter. Al respecto, Galanternik afirmó: “Los softwares que ofrecemos son desarrollados íntegramente por nosotros y adaptados a las necesidades del cliente. El más básico es para controlar al detalle los movimientos del equipo para probar materiales, pero también ideamos otros para replicar estructuras anatómicas de pacientes específicos a partir de estudios por imágenes médicas, por ejemplo tomografías, resonancias magnéticas, etc.”

Con el equipo se pueden imprimir materiales como colágeno, alginato, ácido hialurónico o cualquier hidrogel que se requiera y por el momento su utilización es para laboratorios de investigación, ya sea en ingeniería de tejidos o el testeo de medicamentos y su liberación controlada. En el caso de la reciente instalación, el foco estará en la regeneración de piel de personas con quemaduras.

3-Donor es el primer desarrollo comercial de su área a nivel nacional y en 2015 fue premiada por la Cámara Argentina de Biotecnología en la competencia BIOTEC+75K. Actualmente, el proyecto es respaldado por la incubadora IIB-INTECH de la UNSAM y también será presentado en el Congreso de Impresión 3D y Fabricaciones Digitales a realizarse el 17 de junio en Córdoba, Argentina.