La conferencia de apertura la dio la CEO y presidenta de IBM, Virginia “Ginni” Rometty, quien dijo que “estamos en el tiempo de transformar y reinventar el cuidado de la salud a una era de medicina personalizada”. En ese sentido, Rometty destacó el valor de Watson, el sistema de computación cognitiva de la empresa, para acelerar el proceso diagnóstico de los médicos. También aprovechó para presentar Watson Clinical Imaging Review, una plataforma que revisa imágenes y otros datos médicos para ayudar a identificar aquellos casos que requieren mayor atención.

El impacto de la tecnología móvil sobre el cuidado de los pacientes, la seguridad y el manejo de grandes volúmenes de datos, la medicina de precisión y el avance de tecnologías basadas en aprendizaje automático e inteligencia artificial han sido algunos de los principales protagonistas del evento. Pero las conferencias y sesiones educativas abordaron tópicos variados que se dividieron en seis grandes ejes: inteligencia en la clínica y en los negocios; salud conectada; ciberseguridad; intercambio de información en salud, interoperabilidad y acceso a bases de datos; desarrollo de la fuerza de trabajo; y políticas públicas de tecnología en salud.

El programa específicos de las actividades y las exhibiciones en el evento sirvieron como una radiografía de las iniciativas en marcha y las promesas que ofrece el campo dinámico de la salud y la IT. Facilitó contactos y ofreció múltiples inspiraciones para que los participantes puedan aplicar en sus propias organizaciones. Como señaló Carla Smith, vicepresidenta ejecutiva de HIMSS América del Norte en un comentario de clausura, “pudimos hacer que la información correcta esté disponible para la gente correcta en el tiempo correcto, de modo tal de conseguir el mejor uso de la IT en salud”.

El domingo 19 se presentaron y discutieron, por ejemplo, el desarrollo de un algoritmo para la detección de sepsis usando tecnologías avanzadas de aprendizaje automático; un registro médico longitudinal (MeRLin) que permite su fácil visualización en una sola pantalla; la descripción de la estrategia de un hospital de niños de Boston para defenderse exitosamente del ataque de “hacktivistas” de Anonymous; la utilización de una plataforma de evaluación de riesgo de dispositivos biomédicos (MDRAP) a lo largo de su ciclo de vida; el impacto del intercambio de información en organizaciones de salud sobre la salud de la población; y la transformación del diagnóstico médico y de los paradigmas de tratamiento por la inteligencia artificial.

El lunes 21, entre otras sesiones de conferencias, se abordaron soluciones basadas en el estándar de interoperabilidad FHIR para permitir que los individuos accedan y compartan su información de salud; la implementación del programa de e-salud a escala nacional en Dinamarca; las necesidades de seguridad para permitir el acceso sin fisuras a los datos; los avances en supercomputación e inteligencia aumentada para identificar y leer el “código” de cada célula tumoral; el impacto de los apps integrados en smartphones sobre la comunicación clínica; la aplicación de una app de gestión de activos (SmartCAT) para digitalizar los flujos de trabajo relacionados con protocolos de tratamiento; y los mitos alrededor de las barreras que frenan una mayor participación digital de los pacientes.

El martes 22 fue el turno de exposiciones y debates sobre, por ejemplo, un sistema de gestión de la leche materna en el ámbito hospitalario para mejorar la seguridad del paciente; el uso de la tecnología digital para fortalecer los determinantes sociales de salud; la integración de resultados genómicos en la historia clínica electrónica; experiencias inmersivas de realidad virtual para la rehabilitación de pacientes con lesiones medulares; el monitoreo de próxima generación en pacientes con afecciones respiratorias; los siete hábitos de las organizaciones basadas en datos; y el uso del aprendizaje automático y el análisis de datos topológicos (TDA) para la segmentación de los pacientes y las oportunidades para el avance de la medicina de precisión.

El miércoles 23, las distintas sesiones incluyeron la experiencia de una gestión de alarmas centrada en el paciente en una unidad de cuidados intensivos pediátricos; estrategias de manejo de riesgo en el contexto de recursos limitados; el uso de sistemas de localización en tiempo real (RTLS) para aumentar un 50% la capacidad de atención de pacientes; un método para acelerar la extracción de datos desde las historias clínicas electrónicas; la implementación de un programa de telemedicina para grupos desfavorecidos de pacientes con diabetes; la aplicación en salud de los wearables y la internet de las cosas; análisis de datos semánticos para la interoperabilidad; y las fórmulas de las organizaciones de salud para no “perder” a sus pacientes cuando se embarcan en sus búsquedas de internet.

La última jornada, la del jueves 23, contempló presentaciones sobre, por ejemplo, los progresos dramáticos en el aprendizaje automático para la interpretación de las imágenes diagnósticas; el impacto de la interoperabilidad sobre el resultado de las mamografías; la sala de pacientes del futuro; y el uso del procesamiento de lenguajes naturales (NLP) para identificar deficiencias en historias clínicas electrónicas.

Las principales empresas del sector también aprovecharon el evento para importantes anuncios y lanzamientos. Algunos de los más destacados fueron:

*Philips anunció el lanzamiento de Jovia Coach, una app para smartphones que combina tecnología con coaching humano para personas en riesgo de diabetes tipo 2. El programa apoya a los participantes para realizar ejercicio y adoptar hábitos dietarios y de estilo de vida saludables con el objeto de prevenir la enfermedad. “En 2040, uno de cada diez adultos va a tener diabetes tipo 2. Estamos comprometidos a ayudar a guiar a las personas para que tomen pequeños pasos que mejoren su salud y reduzcan el riesgo de la enfermedad”, dijo Jørgen Behrens, líder de negocios de Soluciones Personales de Salud de Philips. Asimismo, la empresa introdujo IntelliSpace Enterprise Edition, una plataforma informática escalable y segura para hospitales y otras organizaciones de salud que promete mejorar la calidad de atención, la optimización de los recursos y la gestión, interoperabilidad, seguridad y maximización del valor de los datos clínicos. La solución en principio va a estar disponible en América del Norte.

*Big Clouds Analytics (BCA) presentó EVŌ, una poderosa aplicación móvil que se ajusta a los hábitos y los comportamientos de los individuos para realizar recomendaciones personalizadas. “EVŌ combina datos biométricos, clínicos, psicométricos, de comportamiento y de estilo de vida para producir una experiencia de bienestar personalizada a lo largo de la vida”, aseguró el CEO de BCA, JP Bewley. Va a estar disponible en Estados Unidos a partir de abril de 2017.

*Medisafe, la plataforma líder de gestión personalizada de medicación, anunció una nueva función que alerta a los usuarios (pacientes y proveedores de salud) respecto de posibles interacciones droga-droga, droga-alimentos o droga-alcohol que podrían causar efectos adversos inesperados y/o alterar la manera en que actúa el fármaco. “Las interacciones peligrosas impiden que la gente obtenga los beneficios esperados de sus regímenes prescriptos, provocan internaciones innecesarias y hasta causan muertes prematuras”, aseguró Jon Michaeli, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de negocios y marketing de Medisafe.

*Commvault y TeraRecon presentaron el desarrollo de una interfaz WADO multicanal de altísima performance que permitirá modernizar la manera en que las organizaciones de salud gestionan, migran, comparten y visualizan las imágenes médicas. “Estamos tirando abajo las barreras tecnológicas para lograr velocidades de conexión más rápidas y rápidas entre nuestro visualizador de imágenes y un impresionante archivo de imágenes”, señaló Jeff Sorenson, presidente y CEO of TeraRecon.

*Health Grid, la plataforma para “engagement” o empoderamiento de los pacientes de mayor rápido crecimiento en Estados Unidos, anunció que recibió el Premio Microsoft 2017 a la Innovación en Salud. La distinción reconoce a quienes usan dispositivos y servicios de Microsoft de maneras innovadoras para ayudar a involucrar a los pacientes, empoderar a los equipos de salud, optimizar la efectividad clínica y operacional, y transformar el continuum de cuidado.

Otro plato fuerte del encuentro fue la presentación de un estudio de HIMSS sobre liderazgo y fuerza de trabajo en IT y salud, realizado a partir de una encuesta sobre 368 líderes en el área de Estados Unidos. Entre los resultados expuestos, surgió que la mayoría de los empleadores (vendedores, consultores y proveedores) tienen posiciones laborales por cubrir, que entre el 42 y el 61 por ciento incrementó su staff durante 2016 y que hasta nueve de cada diez proyecta incrementar sus presupuestos para IT durante este año.

Pero, para los profesionales de la región, HIMSS17 también funcionó como un llamado de atención y un motor para la acción. El Dr. Carlos Otero, informático médico del Hospital Italiano de Buenos Aires, participó del workshop latinoamericano del encuentro y salió con una convicción que tuiteó en su cuenta (@charly_otero): “Latinoamérica merece un esfuerzo para coordinar agendas entre países y alcanzar al resto del mundo en el desarrollo de IT en salud”.