Por Paulina De Cesare

Con el objetivo de luchar contra la fragmentación del sistema sanitario, hace ocho años el Ministerio de Salud se propuso desarrollar el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SIISA). De alcance federal, la iniciativa está compuesta por diferentes registros que brindan información de carácter público y privado sobre pacientes, profesionales y centros de Salud.

Mariano Soratti, ingeniero electrónico y director del SIISA, describe las tres finalidades del proyecto:

  1. Integrar información, es decir, recolectar datos sanitarios de fuentes ya existentes y unificarlos en un mismo lenguaje para comparar los registros de diferentes provincias.
  2. Simplificar el uso de los recursos humanos y trabajar en una recolección de información eficiente para evitar duplicar procesos.
  3. Reducir la fragmentación, que según Soratti afecta no sólo la información sanitaria sino que también genera ineficiencia en el uso de los recursos del Estado.

Para alcanzarlas, el SIISA incorpora progresivamente diferentes plataformas, pero principalmente se apoya en tres: el Registro Federal de Establecimientos, el Registro Federal de Profesionales y el Padrón de Ciudadanos. “Cada uno tiene una dinámica de funcionamiento propia, pero comparten factores que se centralizan y unifican en el SIISA”, relata Soratti.

A su vez, tiene en cuenta los registros de cardiopatías congénitas, del Banco de Drogas Oncológicas, de vacunación, de donantes de sangre, de farmacias y droguerías; así como las bases de datos de los programas REMEDIAR, REDES, SUMAR y QUNITA, entre otros.

Primeros pasos

Soratti recuerda que, a la hora de comenzar el desarrollo del sistema, la tecnología requerida nunca fue un obstáculo, ya que siempre estuvo disponible y no requirió de una gran inversión económica. “El mayor desafío que aún tenemos es lograr de forma permanente el apoyo de las autoridades políticas; no hay que olvidar que el SIISA es de alcance federal y que implica un constante acuerdo con las jurisdicciones”, subraya el ingeniero.

A pesar de que el organismo a cargo del proyecto es el Ministerio de Salud de la Nación, las provincias son responsables de la gestión del sistema en sus respectivos territorios, lo que representa consensos permanentes.

Resistencias vs empoderamiento

Además de ser innovadoras, este tipo de iniciativas federales plantean un cambio cultural en la forma de trabajar, ergo no es primicia que traigan aparejadas diversas resistencias dentro del sector sanitario. De hecho, aún no se han podido extinguir y el SIISA debe convivir con estas trabas.

De cualquier forma, Soratti plantea que no se trata de resistencias malintencionadas y que el equipo que lidera el proyecto trabaja para que no representen un impedimento: “Cuando las resistencias aparecen, se tarda más en llegar a los diferentes sectores, pero también entendemos que son cosas normales del contexto”, señala.

En crecimiento

Actualmente, el Sistema continúa en expansión. “En lo que respecta a interoperabilidad, estamos en una segunda fase de trabajo con el Registro Nacional de las Personas. También planificamos hacer una articulación con la ANSES para tener información en línea acerca de coberturas sociales, jubilaciones y asignaciones”, adelanta Soratti.

En simultáneo, existen nuevas plataformas en proceso de incorporación:

  • Sistema Informático Perinatal
  • Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud
  • Sistema de Monitoreo de Insumos
  • Registro de HIV y Hepatitis

Aportes

Desde la implementación del SIISA, Argentina cuenta con una herramienta para generar estadísticas, lograr un mayor alcance de sus recursos sanitarios y conocer aquellas cuestiones primordiales de cada región del país.

Una vez que finalice el proceso de incorporación y consolidación del sistema con los actores sanitarios y con la comunidad médica, se espera que los pacientes también tengan acceso a la plataforma. “Está bueno que la ciudadanía pueda saber qué datos recolecta el Estado y qué información histórica tiene en diferentes situaciones y lugares para, finalmente, garantizar el derecho que plantea la Ley de Habeas Data”, expresa Soratti.