Por Laura Arboleda

Es cierto que en la industria de la salud estamos entre 20 o 25 años atrás en adopción de tecnología si nos comparamos con otras industrias. Pero en mi opinión estamos en un momento de aceleración, debido a los avances no solo en las tecnologías, sino también en el aumento de las expectativas de médicos, personal clínico, administrativo, pacientes y familiares.

Cuando hablamos sobre una estrategia de consolidación de contenido clínico, nos referimos a términos relativamente nuevos como Enterprise Medical Imaging o Imagenología Institucional o estrategias de consolidación como un VNA – por sus siglas en ingles Vendor Neutral Archive; lo cual se refiere a la consolidación de imágenes médicas agnósticas al proveedor.

Estos términos tienen su historia y razón de ser, ya que son el resultado de la evolución y necesidad de la industria. Estos términos abarcan realmente todo tipo de contenido a través de una o varias organizaciones de cuidado de la salud. Es importante entender que la gran mayoría de organizaciones del cuidado de la salud, tanto hospitalarias como ambulatorias, tienen gran familiaridad con la tecnología PACS y han centrado las estrategias de imagenología en áreas pertinentes a radiología y a los formatos primordialmente DICOM.

La tecnología PACS ha estado en uso y en existencia por más de 20 años y fue revolucionaria cuando empezó a resolver problemáticas puntuales y departamentales. Casi todos los PACS usan tecnologías patentadas que no son abiertas a la interoperabilidad o a la posibilidad de compartir o consolidar libremente entre sistemas o departamentos. Con el paso del tiempo, y el crecimiento en la práctica de imágenes diagnosticas, nos encontramos con la necesidad de encontrar opciones para interoperar entre los mismos PACS e incluso con otros departamentos en los cuales las imágenes no se generan en formato DICOM como lo son los videos u otros formatos incluidos JPEG, TIFF, MPEG, etc. y que, por lo tanto, no hacen parte de la estrategia de PACS.

Con el crecimiento en volumen de imágenes diagnósticas y la necesidad de los médicos especialistas, tratantes y sus pacientes de tener claridad y visión completa de todo el contenido clínico, se dio paso a tecnologías como las de VNA.

Hoy en día, con la necesidad de mejorar la toma de decisiones y de poder encontrar todo el historial de un paciente bajo una sola plataforma de acceso fácil, confiable y rápida es el motivador primario para evaluar la consolidación de contenido, no solo se busca consolidar la información de imágenes de cardiología o radiología, sino también aquellas imágenes o videos de los otros departamentos como lo son gastroenterología, dermatología, oftalmología y más. Incluso es importante resaltar que las imágenes o videos en sus formatos nativos no son suficientes; se busca la consolidación total de las imágenes, las interpretaciones de las mismas y otro tipo de exámenes y resultados que puedan ayudar a encontrar causantes de los síntomas que se presentan en un paciente o a resolver un tratamiento basado en correlaciones. Finalmente, es una oportunidad de tomar decisiones con visión total sobre un caso puntual a resolver.

¿Para concluir, que es exactamente un VNA? Es más que un archivo, es una plataforma que consolida imágenes médicas, información y contenido específicamente DICOM y no-DICOM creando una arquitectura que abarca todos los departamentos y especialidades de la organización y que es orientada hacia la interoperabilidad de los servicios internos y externos a la institución.

Existen algunos beneficios base de un VNA: para empezar un verdadero VNA debe estar basado en estándares para poder cumplir con la neutralidad total hacia cualquier proveedor. Deben ser estándares abiertos y probados que permitan aceptar data sin importar el sistema fuente. Debe permitir diferentes estrategias de implementación y crecimiento, permitiendo el almacenamiento y la opción de federar a sistemas de PACS u otras fuentes existentes con el objetivo de la consolidación sin importar la fuente o el lugar de almacenamiento. Finalmente, un VNA debe permitir la integración con sus sistemas primarios tales como un HIS para poder cumplir con la necesidad de ver contenido en contexto con la historia clínica sin necesidad de una segunda búsqueda de información en un sistema externo.

Los invito a que exploren más sobre la tecnología de un VNA, los beneficios y los componentes críticos de un verdadero sistema agnóstico para cumplir con todos los retos relacionados con imagenología en el sector salud.

Para saber mas: 

www.hyland.com/healthcare

www.onbase.com/salud