Por Daniela Chueke

 

La Estación Clínica SIDCA, una solución desarrollada por Everis para los Hospitales Universitarios Virgen del Rocío de Sevilla, España, fue adquirida por FLENI mediante una cesión de derechos por parte del Hospital español. El ingeniero Marcelo Martínez, gerente de Sistemas y Operaciones en FLENI, en diálogo exclusivo con Ehealth Reporter Latin America, comparte la experiencia.

 

EHealth  Reporter Latin America: ¿La informatización del área clínica se implementó antes o después de la informatización de las demás áreas de la Fundación?

Marcelo Martínez: Fue el último paso. El área de sistemas comenzó a funcionar desde el año 2000 con dos grandes desafíos por delante: por un lado, el start up del data center en la sede Belgrano, que requería planificación y soluciones en todos los aspectos, desde el equipamiento, a los servidores, los escritorios hasta conformar el equipo humano. Por otro lado se estaba realizando la instalación del nuevo centro de Rehabilitación en Escobar.

EHRLA: ¿Mientras tanto, la sede de Belgrano contaba con soluciones informáticas eficientes?

MM: No, también tuvimos que implementar un sistema de gestión administrativa porque el que había era obsoleto. Tuvimos que virar hacia el jdEdwards que es un ERP que integra la contabilidad, compras, pago a proveedores, inventarios, etc.

EHRLA: ¿También se plantearon incluir al área clínica?

MM: Sí pero no tuvimos mucho éxito en ese momento. Salimos a buscar una solución de historia clínica, hicimos una compulsa con lo que había en el mercado, y firmamos un contrato con una empresa proveedora que no nos dio lo que necesitábamos. Después surgieron los problemas económicos en el país, con el famoso “corralito” y tuvimos que cancelar el contrato en el 2003.

EHRLA: ¿Se resignaron a continuar una administración basada en papeles y grandes archivos?

MM: En aquel momento, lo que decidimos, en la faz administrativa fue  resolver internamente toda la gestión de facturación para lo cual desarrollamos un sistema denominado FactHos, que abarca la facturación, la gestión de pacientes ambulatorios e internados, manejo de convenios, presupuestos, gestión de turnos, etc.

Con jdEdwards, con su módulo de inventario se resolvió la problemática de la logística de la farmacia, y FactHos cubrió la gestión administrativa, ya habíamos logrado resolver la informatización de los procesos referentes al negocio  y nos quedaba por informatizar todavía el área médica, que continuaba gestionándose  mediante papel.

EHRLA: ¿Fue difícil llegar a lograrlo?

MM: Sí, nos costó bastante. Veíamos muchas propuestas interesantes pero que eran imposibles de implementar por los costos elevados o porque todavía nuestra Institución no estaba madura  para adentrarse en ese terreno. No es lo mismo abrir las puertas, como hizo el Hospital Austral, ya informatizado, que, en un lugar donde los médicos vienen hace años acostumbrados a manejarse con papeles, pedirles, de un día para otro, que comiencen a trabajar con registros electrónicos. Ese era un problema cultural que no podíamos ignorar.

EHRLA: Pero finalmente, lograron que los médicos fueran parte de la solución.

MM: Exactamente. En el 2010, después de una charla de pasillo que tuve con un médico de FLENI, el Dr. Roberto Lagos, y gracias a él  que me comentó sobre una conversación que tuvo con un colega suyo del hospital Virgen del Rocío de Sevilla sobre una solución que utilizaban allí nos pusimos en contacto con el hospital, más precisamente con el  doctor Eduardo Vigil Martín.

Allí ya tenían funcionando un modelo de historia clínica electrónica que nos pareció que podría cubrir lo que nosotros queríamos implementar. Hicimos un viaje a España para evaluar el software y vimos que era adecuado.

EHRLA: ¿El hospital de Sevilla les mostró su funcionamiento?

MM: Sí, con una gran predisposición a colaborar con nosotros. Y eso fue una gran ayuda, porque es muy distinto ver una presentación de powerpoint donde todo lo que te muestran parece muy lindo, a ir a un hospital en el que te abren las puertas y podés hablar con la gente que trabaja allí: con los enfermeros y con los médicos y que te comenten qué es lo que les resulta útil  para realizar mejor su tarea cotidiana y qué es lo que se las entorpece.

Merece destacarse la excelente actitud por parte del Hospital de Sevilla, con el que FLENI, además tiene una relación de afinidad muy grande a nivel médico.

EHRLA:¿Qué decidieron entonces, después de esa experiencia?

MM: Pudimos ver que sería viable la implementación y que  la interoperabilidad con lo que ya teníamos funcionando, iba a ser posible. Este sistema tiene un gestor de mensajería, el producto  Ensamble de InterSystems, permite comunicarse desde y hacia los sistemas que lo requieren. Por ejemplo, desde FactHos, al momento de un evento (una admisión, asignación de turno, alta, etc.), se dispara  una serie de mensajes a SIDCA en tiempo real, lo que permite al médico trabajar asistencialmente sobre la histórica clínica electrónica en tiempo y forma mientras atiende a su paciente.

EHRLA: ¿Desde cuando entró en funcionamiento el nuevo sistema?

MM: Luego de la aprobación del proyecto por nuestro Comité Ejecutivo, y la asignación de fondos para su ejecución, comenzamos en junio del 2011 la primera etapa de implementación. En noviembre, un tiempo récord, ya estuvo en producción con funcionalidades transversales a la institución.

EHRLA: ¿Qué aspectos del proceso contribuyeron al logro de esta meta?

MM: Personalmente pienso que se logró porque se formó un equipo interesante, liderado por el director médico. Me parece fundamental entender que estos proyectos trascienden el área de sistemas,  que nosotros somos un soporte y acompañamos la evolución, pero  la herramienta es finalmente para quienes conforman el equipo sanitario que son quienes las utilizan. Es importante tener siempre presente que el objetivo debe ser facilitar su labor en beneficio del paciente. Por suerte, todos en la institución lo entendimos de esta manera.

Otro factor clave fue el trabajo con los médicos residentes, que por su juventud están habituados al uso de herramientas informáticas y rápidamente se dieron cuenta de que su uso en la atención a los pacientes les  permite trabajar cómodos, al optimizar sus tiempos y al poder acceder a SIDCA desde cualquier lugar en el que se encuentren dentro de la institución.

EHRLA: ¿Contaron con ayuda externa?

MM: Sí, absolutamente. Durante el proceso de implementación nos acompañaron desde Everis España, que es la empresa que desarrolló la solución SIDCA y que nos cedió la Junta de Andalucía. Colaboró activamente con la implementación quien fue el impulsor de SIDCA, y quien definió los parámetros que debía incluir la historia clínica, el doctor Eduardo Vigil Martín. También buscamos en Everis Argentina profesionales que pudieran  sumarse para asumir costos locales y continuar el desarrollo evolutivo. Así logramos armar un equipo de trabajo local, con soporte de Everis España, que pasa su jornada de trabajo en FLENI y que está colaborando en las adaptaciones, modificaciones y en los nuevos desarrollos. Al contar con los fuentes de SIDCA, podemos evolucionar de acuerdo a nuestras necesidades y particularidades.  

EHRLA: ¿Ya está funcionando a pleno?

MM: No por el momento ya que no lo implementamos en su total potencialidad. Lo que hicimos fue definir 11 funcionalidades, también llamadas hojas, y privilegiamos las que son transversales en la atención de un paciente internado o en la evolución del consultorio. Lo que nos queda por encaminar es lo que tiene que ver con temas específicos de las diferentes especialidades. Por ejemplo, el desarrollo de hojas de  stroke (accidente cerebro vascular),  esclerosis múltiple, neurología cognitiva, clínica del dolor, etc.  .

Sidca se encuentra ya integrado mediante ESB con FactHos, con nuestro Laboratorio (Omega), Sistemas de Patología y nuestro RIS/PACS (Carestream), siendo estos generadores de información complementaria para la Historia Clínica Electrónica.

EHRLA: ¿Qué beneficios esperan conseguir en el largo plazo?

MM: Lo más interesante de este sistema es la posibilidad de explotación de lo información, de gestión de conocimiento. El SIDCA, además de la generación de documentación clínica y la historia digital, cuenta con un módulo Warehouse que  permite, mediante la codificación de la información con códigos internacionales como el ICD 9, generar una base rica de datos para obtener información e investigación. Lo bueno de este producto es que su alcance es ilimitado, permite integrar soluciones, hasta donde uno tenga imaginación.