Durante mas de 20 años, Sony ha sido para los cirujanos una de las fuentes más confiables en el mercado de las imágenes médicas, mediante la oferta de monitores de extraordinaria calidad. Hoy, decide retrucar la apuesta y presenta el tan esperado monitor OLED (Diodo orgánico de emisión de luz) de 24.5 pulgadas.

Ofreciendo un nuevo estándar mejorado de monitoreo de imágenes críticas, esta novedosa creación de panel OLED ofrece colores negros profundos, alto contraste, una reproducción de colores precisa y una rápida respuesta casi sin borrosidad de movimiento. Además, cuenta con una amplia gama de colores que permite una reproducción extremadamente precisa y natural.