Un equipo de cuatro alpinistas españoles será el primer grupo de deportistas diagnosticados con diabetes Tipo I del mundo en subir al campamento base el Everest, ubicado a 5.350 metros sobre el nivel del mar. Lo harán con la supervisión de Josu Feijoo -primer diabético del mundo en llegar sin ayuda al Polo Norte, al Polo Sur, a la cima del Everest y a las siete cumbres más altas del mundo- y su compañero alpinista, Jon Goikoetxea.

Lo que garantizará el control permanente del estado de salud de los montañistas será el servicio de gestión de pacientes crónicos creado por Telefónica Digital. José Perdomo, director de eHealth y Seguridad de Telefónica Digital, explicó que el glucómetro estará conectado vía Bluetooth al teléfono móvil de cada paciente. De esta manera, cada deportista podrá controlar el nivel de azúcar en sangre que posea a lo largo de toda la expedición. Dicha información será referida al programa con el cual el médico está gestionando su cuidado, logrando así que éste “”pueda actuar antes de que el paciente acabe en el hospital””, según declaró Perdomo.

Telefónica y la Fundación Deporte Joven  firmaron el acuerdo para hacer real la iniciativa de Josu Feijoo “Diabéticos sin Fronteras”, que comenzó el 31 de agosto y finalizará el 18 de septiembre. Además, cuenta con el apoyo de distintas asociaciones, incluida la Federación Internacional de Diabéticos.