Por Bernie Monegain, editor de Healthcare IT News

 

 

Durante 25 años, los hospitales y las clínicas han tenido que pagar una cuota anual de hasta 1.200 dólares para usar legalmente el conjunto más popular de estándares para el intercambio electrónico de información en salud.

El martes 4 de septiembre, la organización sin fines de lucro encargada de la elaboración de esas normas, Health Level Seven Internacional (HL7), anunció que su propiedad intelectual estará disponible para el uso libre de cargo a partir del primer trimestre de 2013.

“”Este anuncio es el más importante de la última década en materia de desarrollo de estándares””, dijo John Halamka, CIO del Beth Israel Deaconess Medical Center y profesor de medicina de la Harvard Medical School. “”Asegura que todas las partes interesadas tendrán acceso a las normas de contenido que necesitan para su uso. Enormes gracias a todos los que trabajaron en este esfuerzo””.

Health Level Seven (HL7) es una serie de estándares y directrices que permiten a los hospitales intercambiar información médica, como por ejemplo, los registros electrónicos de salud (EHR). HL7 también es promovida por Integrating the Healthcare Enterprise (IHE), una iniciativa internacional de profesionales de la salud para mejorar la manera en que los sistemas de computación comparten información.

El término HL7 también se utiliza para describir estándares basados en el modelo de Interconexión de Sistemas Abiertos (OSI). El IHE promueve HL7 y estándares tales como Digital Imaging and Communications in Medicine (DICOM), que está diseñado para ayudar a los proveedores a compartir imágenes digitales.

Las directrices del gobierno federal para el llamado “”uso significativo”” de la tecnología EHR están basados ​​en HL7. Con el fin de recibir fondos de reembolso para sufragar el costo de los sistemas EHR – y para evitar multas por no usar estos sistemas – los proveedores de salud deben cumplir con una serie de tres etapas para demostrar que están haciendo un uso significativo de la tecnología. El segundo conjunto de directrices para el uso significativo, o la etapa 2, fue lanzada la semana pasada.

Charles Jaffe, director general de HL7, dijo que su organización decidió eliminar el requisito de membresía para los estándares HL7 para fomentar una mayor adopción.

“”Sentimos que la comunidad sanitaria mundial sería un lugar mejor si pudiéramos compartir esta información. Suena muy ideal y romántico, pero es la verdad””, dijo Jaffe. “”HL7 considera que las normas de libre disposición de los estándares hará más eficaz el avance de la interoperabilidad de información en salud.””

Uno de los aspectos más destacados de la etapa 2 de los criterios de uso significativo es el requisito para los proveedores de atención médica de poder compartir los datos médicos de pacientes entre sí mediante el intercambio de información sanitaria.

Sin embargo, tres cuartas partes del tiempo, los proveedores de atención primaria no reciben de los hospitales información de simple descarga sobre sus pacientes, según Claudia Williams, directora del Programa Estado HIE (Intercambio de Información en Salud) de la Oficina de EE.UU de Coordinación Nacional (ONC ) para Tecnologías de la Información en salud.

“”Sólo el 20% de los hospitalesintercambiaron expedientes clínicos electrónicos en 2010,”” Williams dijo durante un seminario web en un Computerworldarticle en mayo. “”Mucha de la información no llega a su destino predeterminado con la suficiente rapidez o precisión. Estamos en un mundo en el que una gran cantidad de intercambio de información sobre el paciente sigue haciéndose sobre papel.””

Aunque Jaffe reconoció que la eliminación de la tarifa asociada con el uso del estándar HL7 podría perjudicar a los que ya formaban parte de su organización, dijo que cree que la membresía va a crecer gracias a que la etapa 3 de criterios de uso significativo ya está siendo desarrollada por la ONC. Los miembros de HL7 tendrán una mayor oportunidad de opinar sobre el desarrollo de las normas federales, aseguró.

El gobierno federal ha invertido millones de dólares en la creación de HIEs a nivel regional y estatal, que actúan como motores de los proveedores para generar el intercambio de información del paciente. El gobierno federal también está en camino a desarrollar una Red de Información de Salud a nivel nacional, que tiene como objetivo hacer posible que la información de salud del paciente viaje dondequiera que el paciente vaya.

Proveedores privados, como Verizon, también han creado intercambios de información de salud sobre pacientes basados ​​en la nube.

Sin embargo, el mercado del intercambio de información es aún incipiente.

Williams dijo que el gobierno federal reconoce que no habrá un modelo único para HIEs, pero sí quiere una norma única para el intercambio de los datos para que todos los HIEs puede hablar el mismo idioma. La existencia de diferentes protocolos para el intercambio de datos es lo que está encareciendo la instalación de HIEs, dijo.

“”La visión de HL7 es hacer que sus estándares basados en el consenso y colaboración sean los mejores y más utilizado en salud””, sostuvo Jaffe. “”Al eliminar esta barrera de la implementación, podemos acercarnos a la concreción de nuestro objetivo, en el que la salud reduce los costos y se mejora la calidad de la atención. Junto con la demanda cada vez mayor por parte del gobierno de crear estándares que no requieren una cuota de licencia, nuestra decisión de seguir hacia un estándar libre está perfectamente alineado”.