“”Arturito”” es el apodo que reciben los dispositivos móviles de teleasistencia que comenzaron a operar ayer en Magallanes. El moderno sistema permite unir a médicos, especialistas, pacientes y sus familias sin la necesidad de trasladarse para acceder a una oportuna atención de salud. Así lo explicó el subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, al presentar a la comunidad el inicio de operaciones en el Hospital Clínico de Magallanes.

‘‘Este es un programa nacional donde en Magallanes inicialmente conecta a tres puntos: Hospital Clínico de Magallanes, Hospital de Puerto Natales y Porvenir (…) Esta es una herramienta que permite acercar a los hospitales más pequeños con sus recintos bases, es hacer participar a los médicos de los especialistas en la toma de decisiones de los médicos generales de zona en los lugares más alejados y sobretodo dar atención oportuna a los enfermos’‘, dijo Castillo.

El subsecretario detalló que la telemedicina tiene por objetivos mejorar  el acceso a médicos especialistas en áreas de difícil acceso, integrar a los médicos generales (o en Etapa de Destinación y Formación) con los médicos especialistas que trabajan en los hospitales base del país. También optimizar el uso de las camas básicas dentro de la red de hospitales de baja complejidad como en el caso de los hospitales de Puerto Natales y Porvenir y coordinar visitas médicas a distancia.

En total el proyecto considera la habilitación de los dispositivos móviles en 15 hospitales de mediana y baja complejidad pertenecientes a los servicios de salud de Araucanía Sur, Osorno, Valdivia, Reloncaví, Chiloé, Aysén y Magallanes. En total, hoy hay 50 operativos y se espera llegar a 80 habilitados en todo el país.

Hoy, por ejemplo la primera conexión se dio entre los médicos generales de zona de Porvenir quienes consultaron vía teleasistencia un caso pediátrico de un menor que consultaba por una laringitis severa. En Puerto Natales, el pediatra del hospital examino los antecedentes presentados por los profesionales y recomendó el tratamiento a seguir. Este tipo de consulta permitió no sólo dar una respuesta oportuna de parte de un especialista sino que también evita un traslado del paciente de su entorno familiar.

El segundo caso, se presentó una consulta de una paciente de 83 años hospitalizada por una insuficiencia cardíaca en Puerto Natales. Conectado desde el hospital de Punta Arenas, el cardiólogo pudo no sólo ver las radiografías y exámenes realizados por sus pares en Natales sino que también pudo conversar directamente con la paciente y conocer de primera mano sus síntomas.

El doctor Castillo apuntó que la implementación del sistema de teleasistencia en Magallanes es clave porque el Hospital de Natales Dr. Augusto Essmann Burgos, está ubicado a 250 kilómetros de Punta Arenas, conectado por carretera pavimentada pero, que por las condiciones climáticas, durante el invierno pueden quedar aislados al cerrarse el camino para circulación de vehículos de todo tipo. El objetivo es que este tipo de imprevistos no impacte en la atención de salud de las personas, por ello el dispositivo facilitará contar con conexión prácticamente automática en todo horario.

Lo mismo ocurre en el hospital de Porvenir Dr. Marco Chamorro Iglesias que queda en la isla Tierra del Fuego, teniendo acceso solo por avión y barcaza- viajes que demoran 15 minutos y tres horas respectivamente- y que además tienen asociado un alto costo para los usuarios. La situación es más compleja si se considera que en caso de urgencia de traslado, sólo se puede hacer por avión ambulancia y/o helicóptero.

Según explicó el director del servicio de salud Magallanes, Jorge Flies, la implementación de los dispositivos de teleasistencia significaron una inversión de $17.600.000 que operan con el sistema de banda ancha que posee el Minsal a lo largo del país.

 

 

Fuente: www.gob.cl