Por Daniela Chueke

El Hospital Italiano a través de su Instituto Universitario brinda la carrera de especialista en Informática Médica, adscripta al programa de residencias del HIBA.

La carrera forma a los médicos recién recibidos como médicos capaces de apoyar la labor de otros médicos . Por eso incluye herramientas de las ciencias de Administración y Gerenciamiento médico así como el uso de nuevas tecnologías estudiando ciencias de la computación y la información. También,por tratarse de una disciplina joven, la carrera incluye un espacio dedicado a la investigación sobre el impacto de su aplicación; para eso se estudian materias de epidemiología. 

La formación está diseñada tanto para los que salen directamente de la facultad como para los que ya cuentan con una especialización previa, debiendo cursar durante 4 años los primeros y durante dos años, los segundos. 

Los que acaban de egresar de la facultad, tienen que cursar 2 años como residentes de clínica médica del Hospital Italiano, se entrenan en el cuidado del paciente y conocen en profundidad la dinámica del hospital, su estructura, sus colegas y las necesidades de información que tienen médicos y pacientes. Los otros 2 años el residente/becario trabaja de lunes a viernes de 8 a 18 hs, la mayor parte del día está involucrado en proyectos de mejora de sistemas de información en el hospital pero además actúan como consultores de muchas clínicas, sanatorios y hospitales que están comenzando a informatizar los sistemas de salud para que la información este accesible en tiempo y forma. Además dentro de ese horario y en lapso de 2 años el residente cursa 16 materias que son parte de la carrera de especialista reconocida por el Ministerio de Educación de la Nación y las mismas materias son parte de una maestría que está por presentarse, lo cual le permitirá al residente/becario al finalizar su carrera realizar una tesis y obtener el título de Magister.

En Ehealth Reporter Latinoamérica quisimos conocer cómo es la experiencia de quienes se están formando y se lo preguntamos a tres de sus actuales residentes:

Andrea Nishioka. Residente de primer año de Informática Médica. Realizó previamente una residencia en Terapia Intensiva.

Alfredo Almerares. Residente de Informática Médica. Realizó previamente una residencia en Pediatría

Diego Salomón. Primer residente enfermero en Informática Médica.

 

EHEALTH REPORTER LATIN AMERICA: ¿Por qué eligieron especializarse en informática médica?

Andrea: Después de terminar terapia intensiva quise  hacer otra especialidad y me interesaba mucho el tema de la transversalidad de los contenidos y la posibilidad que la informática brinda de hacer un seguimiento integral de los pacientes.  

Alfredo: Es la oportunidad de juntar lo que es mi pasión personal por la medicina con los intereses que yo siempre tuve por la tecnología, los avances en el manejo de la información y demás. Me parecía que el área de Informática Médica también es el lugar ideal para desarrollar cualidades dentro de la investigación y la epidemiología que fueron  intereses que me acompañaron durante toda la residencia de pediatría.

Diego: También siempre me interesó mucho la informática y creo que es un desafío aprender cómo aplicar la Informática en enfermería y además es una satisfacción personal también poder hacerlo. 

EHRLA: ¿Por qué eligieron el Hospital Italiano?

Andrea: Que yo sepa es el único lugar que nos da la posibilidad de poder hacer esto en forma sistematizada, y además porque es un centro de referencia en Informática Médica ya justificada por el tiempo.  

Alfredo: Porque es un referente a nivel continental no sólo en Informática Médica sino como institución académica que tiene su propia facultad de medicina, que desarrolla muchos proyectos de investigación y es el ámbito ideal para especializarse en esto.

EHRLA: ¿Cuándo alguien les pregunta  “¿Qué estás estudiando?”, cómo le responden con palabras sencillas?

Alfredo: Esta es una de las cuestiones más complicadas y es una inquietud que compartimos todos los que  nos dedicamos a la Informática Médica. Yo personalmente la defino y después trato de ejemplificarlo con alguna de las actividades que nosotros hacemos. Pero lo que les trato de destacar es que es un campo nuevo dentro de lo que es la ciencia de la salud, que es interdisciplinario, porque nosotros trabajamos conjuntamente con enfermeros, ingenieros, sociólogos para buscar las maneras de darle un mejor uso a la información para resolver problemas, para explorar maneras de tener un impacto en la salud de la población en general. Nosotros gestionamos la información, y buscamos la manera de usar la información que tenemos a disposición. 

Andrea: Y… es difícil. En general, la gente interpreta que esto tiene un espectro mucho más limitado y que se refiere a que “te voy a arreglar la computadora” y aunque no es nuestra función, en  la práctica nos pasa a menudo que finalmente son cosas que terminamos haciendo, por el simple hecho de que quizá por dominamos mejor la tecnología que otros colegas. Pero si tengo oportunidad de explicarlo bien, lo defino como la aplicación de la tecnología de la información para poder ayudar a la gente en la solución de problemas puntuales y generales de la salud.

Diego: Si a mí me preguntan que es la Informática Médica, yo digo que más allá de las computadoras y todo eso que es lo primero que a uno se le viene a la cabeza, les explico que, es poder ver los procesos. Que al tratar con un individuo ya sea sano, enfermo, en distintos niveles de atención, lo que hacemos desde la Informática es tratar de optimizar esos procesos de la manera que sea más cómoday fácil, para el personal de salud y esto le retribuya al individuo en una mejor calidad de atención, para darle una mejor calidad de salud también. 

Andrea: Ojalá este conocimiento se difunda al resto de la población. En algún momento va a ser una necesidad y los gobiernos van a requerir que esto suceda en la mayoría de las instituciones en forma obviamente graduada, pero que asegura que la gente pueda tener su propia información. Es preciso que la información clínica no esté fragmentada para  poder hacer un  buen uso de ella, para empoderar al paciente y hacer una serie de cosas beneficiosas que en la práctica común, no estamos en condiciones de hacer.

EHRLA: ¿Desde que empezaron la residencia hasta el momento qué cosas les gustaron y qué aportes recibieron para su formación profesional? 



Alfredo:
Hay dos cosas que hacemos acá en el Italiano, que es aprender a través de las clases que tenemos asignadas todos los días, distintas materias y demás como en residencia o curso de especialista y lo otro es aprender haciendo. Nosotros tenemos una Historia Clínica electrónica que es el corazón de nuestro sistema y estamos constantemente trabajando con ella y tratando de buscar maneras de agregarle aplicativos o hacerla más útil para el trabajo de nuestros usuarios que son los médicos.

Diego: Las clases que recibo están muy buenas porque las dan gente que en su práctica ya hizo eso que está enseñando y por eso, la experiencia que nos brindan es excelente, de primera mano y es más enriquecedora que leer un libro. El feedback que se genera con los docentes es genial. 

Andrea: Además de que la parte académica es de excelencia, todos tenemos proyectos que son personales, o formamos parte de otros, vemos que esa enseñanza que se nos da día a día, se aplica en los procesos. Vamos comprendiendo como suceden las cosas y cómo mejorar lo que cada uno está haciendo. Lo académico y práctica se llevan de la mano constantemente.

 

EHRLA: ¿Cuáles son esos proyectos en los que trabaja cada uno de ustedes?

Alfredo: Yo participo en proyectos de investigación y en otros que son más de desarrollo. En cuanto al desarrollo estamos trabajando en un sistema de mensajería formal entre los usuarios del portal de salud y los médicos del hospital. Nosotros ya tenemos un sistema de mensajería pero queremos pulirlo y hacer que puedan participar tanto los médicos de cabecera como los médicos especialistas. En cuanto a la investigación tenemos un proyecto sobre diabetes gestacional, junto con Andrea, para tratar de aumentar el seguimiento de las pacientes que tienen  un diagnóstico  de diabetes gestacional después del parto. Los obstetras están preocupados porque mucha pacientes no realizan sus controles después de la  sexta semana siguiente al parto.  Es un problema no sólo local sino mundial, no hay mucha bibliografía en cuanto a buscar maneras para resolverlo y nosotros estamos tratando de desarrollar, poner en funcionamiento y probar si funciona. Con Diego también tenemos un proyecto sobre dispositivos móviles para que las enfermeras y los enfermeros puedan hacer su trabajo al lado de la cama del paciente, para que no tengan que ir a las estaciones para anotar datos, con el riesgo que esto implica de perder información.  Entonces estamos buscando cuál es el dispositivo que tiene mayor usabilidad para ellos.

Diego: También me integré en un proyecto, que ya estaba en marcha, sobre impresoras de etiquetas entre diferentes áreas de servicio y estoy participando en la capacitación sobre el funcionamiento y el manejo de estas impresoras nuevas.

EHRLA: ¿Cómo vislumbran su futuro profesional?

Andrea: Hay pocos centros en Argentina que en este momento tienen instituido un sistema de historia clínica electrónica, algunos han nacido con su sistema, y otros los han desarrollado, como el Hospital Italiano. Apostamos a que todo esto en el futuro se va a difundir y vamos a desarrollarlo en otros lugares. Yo trabajo para la municipalidad también y mi idea es trabajar en parte para los centros en los que yo ya trabajo ahora, y eventualmente, obviamente quedar vinculada con el Hospital, que bueno, ya me siento parte también de él.

Alfredo: Personalmente tengo la seguridad -y es algo que se respira acá en el ambiente- de que la demanda de profesionales de informática médica va a ir creciendo. Constantemente el Hospital recibe llamados para ir a evaluar otras instituciones, para dar una mano. Mi preocupación si tuviera alguna, es si se va a llegar a cumplir con esa demanda de profesionales. Por eso creo que hay que incorporar a nuevos profesionales de la salud para que se formen en la informática médica.

Diego: Yo creo que esta residencia es una apuesta sobre seguro a futuro. Esto se ve en  cómo están evolucionando los registros electrónicos, cómo los sistemas se están optimizando, cómo se busca el registro de calidad y todo eso, es justamente lo que nos brinda la informática médica. Me encantaría seguir trabajando en este hospital y también me interesa mucho la docencia. El  e-learning es algo que me apasiona y creo que me encantaría desarrollarlo.