Con una estrategia basada en cuatro líneas de soluciones para los prestadores de salud, Telefónica  busca ganar terreno en el ámbito sanitario, desarrollando nuevas oportunidades de negocio para aprovechar una realidad evidente: el modelo tradicional de atención médica atraviesa una profunda trasformación que sólo podrá resultar exitoso si el cambio se acompaña con  soluciones que vienen de la  mano de  las TIC.

Son más de 150 los profesionales que trabajan en el sector salud de la Operadora: 40 de ellos afectados a una división global llamada Telefónica Digital y el resto, son profesionales dedicados en cada unidad local de EHealth, en cada uno de los países en los que la tiene presencia. La mira está puesta, sin embargo,  en cinco mercados principales: Reino Unido, España, Argentina, Brasil y Chile.

Subtit))))))))Cuatro líneas básicas de productos

La gestión remota de pacientes, el producto estrella de Telefónica, consiste en brindar servicios en todos los aspectos relacionados con el seguimiento de pacientes, fundamentalmente crónicos: poder monitorizarlos de forma remota y poder conseguir que el paciente esté en su entorno natural, tenga menos episodios agudos que lo lleven a internaciones, con una  mayor calidad de vida, para los pacientes y una reducción de los costos sanitarios para las organizaciones sanitarias. Telefónica, en todos sus mercados, advierte que existe una demanda a futuro en esa línea y ofrece sus soluciones para gestionar de forma más eficiente a la población que cada vez está envejeciendo más, donde la cronicidad es la principal causa de muerte y lo que genera mayor costo a las organizaciones sanitarias. En Europa Telefónica ha logrado trabajar en ese sentido junto con el sector público mientras que en Latinoamérica, ha venido apuntando, al menos en los dos últimos años, al sector privado.

La segunda línea de soluciones es la gestión de imágenes médicas orientada a hacer más eficiente el diagnóstico por imagen, contando con redes de imagen, redes de diagnostico, anillos radiológicos que facilitan el diagnóstico remoto y la segunda opinión a través de la red.

En tercer lugar, ofrece una plataforma que permite gestionar más eficientemente la demanda sanitaria orientando a los pacientes y gestionando su relación con la a través de distintos canales: desde la cita previa utilizando el canal telefónico o con un web, o incluso con un sistema de automatización de voz que permite automatizar la cita, derivarla al recurso sanitario más eficiente y ofrecer consejos de salud adecuados para cada paciente.

La cuarta, la teleasistencia móvil, apunta al entorno, no sólo sanitario, sino también, social de los pacientes dependientes o con discapacidad, al ofrecerles un servicio que les permita tener movilidad pero asistida: botón de pánico, control de caídas, control de presión, etc. En Europa este mercado se ha desarrollado bien porque el sector público ha estado subvencionando este tipo de iniciativas. En Latinoamérica, en cambio, este tipo de producto está desembarcando  más notoriamente de la mano del sector privado.