El Hospital de La Plana de Vila-real (Castellón) ha iniciado un proyecto de digitalización de todos sus documentos clínicos que ha permitido que la mayoría de sus unidades haya dejado de utilizar el papel y los médicos ya solo utilicen ordenadores portátiles para pasar consulta.

Culminado este plan, el de La Plana se convertirá en un hospital “”sin papel”” donde solo se trabajará con historia electrónica, según informó la Generalitat en un comunicado.

Este objetivo se ha cumplido en más del 80 % de las unidades de hospitalización y en el 100 % de las consultas externas de médicos especialistas.

De esta forma, toda el área de consultas externas trabaja ya en formato electrónico, mayoritariamente a través del sistema electrónico de la administración sanitaria Abucasis, y ya no se sirven historias en formato papel.

La digitalización del Hospital de la Plana se enmarca en un proyecto con varias fases de actuación y que tiene una duración prevista de 4 años.

Tras este primer año, el siguiente paso es la introducción de la visita electrónica a pie de cama, de modo que a partir del próximo mes de enero, los médicos especialistas pasarán consulta en las habitaciones de los pacientes hospitalizados con “”netbook””(pequeños ordenadores portátiles), con el objetivo de no generar papel.

La incorporación de la digitalización en las unidades de hospitalización será progresiva y comenzará en las plantas de Maternidad, con el uso de portátiles de los especialistas en Ginecología y Obstetricia, en la Unidad de Corta Estancia (UCE) y en la Unidad Quirúrgica, por parte de los anestesistas.

Para llegar a este punto, desde febrero de 2011 se ha llevado a cabo la digitalización de todos los documentos clínicos en papel que generaba el Hospital diariamente, así como de los documentos históricos existentes en soporte físico en el Archivo, que suponen cerca de 3 millones de documentos.

Además de apostar por la utilización de las nuevas tecnologías aplicadas a la sanidad y contribuir al respeto al medio ambiente, este sistema evita pérdidas de documentos y el personal sanitario tiene un acceso rápido y seguro a la información clínica.

Las tecnologías de la información están permitiendo a la sanidad valenciana un ahorro de costes, una gestión eficiente de los recursos disponibles y un mejor aprovechamiento del espacio físico que hasta ahora ocupaban los archivos en papel.