La médica Susana Muñiz, que se desempeñaba como directora del segundo nivel de atención en los Servicios de Salud del Estado (ASSE), juró como ministra de Salud Pública de la República Oriental del Uruguay. 

Según comentó el presidente José Mujica, la militante del Partido Comunista del Uruguay fue designada como ministra por exhibir amplios conocimientos sobre la situación de la salud pública en el interior del país.

Muñiz, que sustituye al depuesto Jorge Venegas, tiene el objetivo de mejorar la descentralización de la cartera, dotando de mayores potestades y facultades a los centros sanitarios del interior.

La doctora convocó el apoyo de todos los gremios de la salud “”para acortar la distancia entre Montevideo y el interior, haciendo llegar un servicio de calidad a todo el país””. Además, se refirió al ministro saliente -cuestionado por no haber completado los trámites necesarios para ejercer su cargo- y dijo: Lo recordaremos como un gran hombre de la salud, alguien bien uruguayo y uno de los mejores hijos de esta patria. 

Al acto de juramentación asistieron Homero Guerrero, secretario de la Presidencia, Diego Cánepa, prosecretario de la Presidencia, Daniel Olesker, ministro de Desarrollo Social, miembros del Parlamento y dirigentes de organizaciones políticas, sociales, sindicales y del sector salud.