Por César Blanco, La Prensa Libre

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se encuentra fortaleciendo la herramienta de la telemedicina para paliar las listas de espera y dar un ahorro económico a la institución y al bolsillo de los pacientes, es por ello que desde ayer comenzó a capacitar intensamente a cerca de 450 galenos en el Hospital Calderón Guardia.

Estos médicos, provenientes de 46 zonas del territorio costarricense, se reunirán una vez por semana hasta el 19 de junio. “La telemedicina reunirá aproximadamente a 19 especialistas con amplia experiencia clínica y docente en temas de enfermedades infecciosas; la iniciativa surge de las inquietudes de varios profesionales, lo que va a redundar en una mejor atención de los pacientes no solo del área de atracción del Calderón Guardia, sino para una proyección a nivel nacional”.

Según explicó el director del Calderón Guardia, Dr. Luis Paulino Hernández, “se da consulta médica utilizando un video chat, ahorrándoles a los pacientes y al centro médico el traslado desde su lugar de residencia, esto colabora en la recuperación del paciente luego de los procesos operatorios, ya que no se expone a un traslado de una zona alejada hasta la capital, además disminuyen las listas de espera, pues por ejemplo el costo de traslado de un paciente desde Limón hasta el Calderón Guardia sería de unos ¢60 mil y el hospital se ahorraría realizar placas, ultrasonidos y exámenes de laboratorio, entre otros, ya que estos se realizan en su zona de origen, aliviando así la saturación de los servicios”.

La técnica también es de gran provecho en el sector privado, especialmente en los galenos que tienen sus propios consultorios, donde pueden atender consultas tanto de pacientes nacionales como desde el extranjero, uno de ellos es el Dr. Miguel Torres, quien contó al Decano de la Prensa Nacional que laborando para la empresa nacional Mediconecta, da consultas a trabajadores de empresas tanto en Costa Rica, como de Chile y Venezuela, con un gran resultado, “el 70% de las consultas se pueden dar vía Internet, esto da un ahorro en el mundo de unos $300 millones”, concluyó Torres.