La salud móvil puede mejorar la seguridad de los pacientes, aumentar la calidad de la atención y mejorar la gestión del flujo de trabajo, facilitando el flujo de información entre los pacientes, los cuidadores y los sistemas clínicos.

Para leer este whitepaper haga click acá.