Por Rocío Mellas

Mejorar la seguridad del paciente es un desafío de todos. De hecho así lo planteó el lema de la 23ª Conferencia Global de GS1, que se llevó a cabo del 23 al 25 de abril en el Marriot Plaza Hotel. Entre los tópicos que más se enfatizaron se destacan: tendencias y desarrollos en el uso de estándares, trazabilidad, intercambio de datos, dispositivos médicos y seguridad del paciente.

El encuentro, organizado por la Oficina Global GS1 en colaboración con GS1 Argentina, reunió a protagonistas nacionales e internacionales del sector del cuidado de la salud; incluidos fabricantes, importadores, distribuidores, droguerías, farmacias, centros asistenciales, colegios, asociaciones, universidades, y organismos reguladores oficiales. 

“Cuando GS1 Global hace este tipo de eventos en el mundo le va a contar al sector las cosas que se podrían hacer”, comentó Mario Abitol, Líder Salud de GS1 Argentina. Y luego explicó por qué Buenos Aires fue la anfitriona de este encuentro: “Argentina es uno de los países latinoamericanos que más creció en el control sanitario de medicamentos, donde la implementación de la trazabilidad se dio más rápidamente, por eso GS1 seleccionó al país como sede de la Conferencia Global.” 

En este sentido, Rubén Calónico, Gerente General de GS1 Argentina, coincide en destacar el lugar de privilegio que tiene la Nación. “La Argentina es, tal vez, el único país que está con un sistema de trazabilidad de medicamentos avanzado, bien ejecutado, en desarrollo y con información clara sobre los medicamentos trazados. Es una posición deseable para todos los que están en el área de la salud”, manifestó.

A través de charlas informativas, conferencias, análisis de casos e implementaciones locales, los disertantes concordaron en cuán importante es promover la adopción de soluciones y prácticas de identificación y trazabilidad. Pero, ¿cómo? Una de las alternativas posibles es mediante estándares mundiales GS1.

Ahora bien, el concepto es clave: todos los participantes de la cadena deberían hablar un mismo idioma para optimizar los procesos y mejorar la seguridad del paciente.

 

Hacia la trazabilidad de equipamiento médico

Cumplir con los estándares y las reglamentaciones de trazabilidad no es un proyecto sencillo; requiere de la intervención de múltiples eslabones que conforman una cadena de valor. Pero es posible, el secreto está en la optimización.

“Necesitamos innovar y capacitar. Trazabilidad, disponibilidad de datos, hay muchos procesos involucrados para hacer un cambio. La simplicidad hace que la cadena de suministro sea más eficiente”, aseguró Camilo Rueda, Gerente de Relaciones de McKinsey and Company.

Por su parte, Luciano Di Cesare, Director Ejecutivo de INSSJP – PAMI, convocó a los actores del sector y dijo: “Invito a la evolución, a adquirir nuevas tecnologías, adoptar nuevos estándares, y brindar más seguridad”. Resulta interesante mencionar, en este marco, que Di Cesare recibió un reconocimiento por la implementación del sistema de trazabilidad con estándares GS1 en la Argentina.

 

Trazabilidad y fiscalización de medicamentos en Argentina

Desde que en 2011 se anunció la ley de Trazabilidad de Medicamentos en el país, ANMAT comenzó a trabajar con PAMI en el campo de la regulación. Y si bien la implementación fue gradual -el modelo inició con el seguimiento de 88 activos-, actualmente se traza el cien por ciento de los activos del mercado.

María José Sánchez, Coordinadora del Programa Nacional de Control de Mercado de Medicamentos y Productos Médicos de ANMAT, informó que 241 laboratorios, 8.060 farmacias y 450 droguerías participan del sistema de trazabilidad. Y agregó: “Estamos comprometidos e involucrados. No sólo trazamos la ruta de los medicamentos sino también continuamos ejerciendo una fuerte fiscalización de los mismos a través del trabajo de los inspectores de ANMAT en todos los eslabones del sistema de comercialización de los medicamentos.”  

Dado que el sistema de gobierno de la Nación es federal, cada provincia es autónoma y tiene sus propias regulaciones. Por eso, es importante que los ministerios de Salud provinciales se comprometan con el proyecto para lograr un mayor alcance. Hoy en día, 14 de las 27 provincias argentinas están incorporadas al Sistema Nacional de Trazabilidad.

Maximiliano Derecho, Asesor legal del Programa Nacional de Control de Mercado de Medicamentos y Productos Médicos de ANMAT, anunció que se lanzará un nuevo sistema de identificación de medicamentos que incluirá dos nuevas tecnologías: por un lado, se reemplazarán los troqueles del envase contenedor por una etiqueta o estampilla -que no podrá ser removida sin dejar una marca evidente en el envase- y por otro, se exigirá un cambio de los sistemas informáticos actualmente en uso -los farmacéuticos deberán comprar lectores para el código unívoco que estará presente en las nuevas etiquetas-. Del mismo modo indicó que también se trazarán los productos médicos implantados.

La primera etapa de implementación del sistema de trazabilidad, que incluyó a 88 ingredientes farmacéuticos activos (Disp. 3683/2011), se rigió según la disposición 3683/2011 de ANMAT –que aún está en vigencia-. Sin embargo, este año entrarán en vigencia dos disposiciones: la Nº 1831/2012, que incorpora 226 ingredientes farmacéuticos activos, y la Nº 247/2013, que incluye nueve sustancias psicotrópicas.  

 

Plan Remediar

Mauricio Monsalvo, Coordinador de Sistema de Información y provisión de medicamentos  del Ministerio de Salud de la Nación, es el responsable del Plan Remediar. Pues bien, ¿en qué consiste? El programa cumple múltiples funciones: garantizar la provisión gratuita de medicamentos ambulatorios para quienes tienen dificultades de acceso, regular la demanda, efectivizar la cobertura de medicamentos crónicos, distribuir, y licitar a proveedores, entre otras tareas. 

“Distribuimos entre 18.000 y 20.000 fármacos mensuales a más de 7.000 puntos del país. Y para controlarlo usamos un sistema de remitos”, desarrolló Monsalvo. Luego amplió: “Buscamos despapelizar el sistema de inventario y reemplazarlo por un sistema de gestión en línea, que centralice toda la información en el SISA.”

El Plan se enfrenta a un gran desafío: lograr una mayor cobertura de centros sanitarios a nivel nacional. Por ende, es necesario que el programa Remediar esté integrado verticalmente en todo el sistema público de salud. “Para cumplir con estos desafíos vamos a incluir un presupuesto a 5 años para incorporar tecnología en los centros sanitarios; esta tecnología incluye sistemas de gestión e inventarios y tecnología de lectura óptica para las farmacias hospitalarias. Por eso vamos a invertir 50 millones de dólares en dos años”, redondeó el coordinador.

 

El paradigma de los datos: compartir y acceder a la información

Algo queda claro: todos coinciden en la necesidad de compartir datos. Integración, trazabilidad, registro electrónico e intercambio son una muestra de las diversas nociones que los disertantes encontraron como punto de apoyo y denominador común, a lo largo de los tres días que duró la Conferencia Global en Buenos Aires.

Lloyd Mager, Gerente Estratégico de AbbVie, hizo hincapié en una necesidad: pensar cómo se va a intercambiar la información. Además, detalló el funcionamiento del sistema que provee su compañía: “AbbVie es una plataforma para intercambiar datos; el sistema integra a todos los productos serializados, reconoce eventos que ocurren en la secuencia de registro y realiza reportes automáticos”.

Desde esta perspectiva, Thomas Werthwine, Director de Johnson & Johnson, Christian Riediger, Gerente Estratégico de Bayer Pharma AG, y Margot Drees, Directora Ejecutiva de Global Healthcare Exchange, subrayaron el valor de las herramientas de GS1 a la hora de pensar en datos. “Las organizaciones individuales pueden obtener muchos beneficios si implementan el estándar global de GS1. Por ejemplo, pueden acceder al mercado y sincronizar datos”, indicó Werthwine. Mientras que Riediger ejemplificó: “DataMatrix es el sistema que transporta los datos. Actualmente hay 24 fabricantes con 86 productos y más de 300.000 productos codificados”. Y, finalmente, Drees sostuvo: “EPCIS puede ser utilizada para intercambiar datos entre todos los participantes de la cadena de suministro”.

 

Eficiencia, optimización y trazabilidad

El leit motiv del encuentro ha sido compartir experiencias en pos de la trazabilidad. La eficiencia, la optimización y la sustentabilidad de la cadena de valor del sector del cuidado de la salud es la piedra de toque para proyectar que, en algún momento, la trazabilidad alcance a todos los medicamentos, implantes, insumos y productos sanitarios. El proceso recién comienza; se hace camino al andar.

Noticias relacionadas: Soluciones de trazabilidad en el encuentro de GS1