Por Bernie Monegain, Editora, Healthcare IT News.

La primera reacción del médico de guardia Jonathan Teich durante las explosiones del  15 de abril en el maratón de Boston comúnmente hubiera sido correr directamente hacia el hospital Brigham & Women´s  para ayudar con la atención a las víctimas del atentado.

Esto no es lo que sucedió. El hijo y el cuñado de Teich se encontraban corriendo el maratón en el momento de las explosiones. Su cuñado cruzó la meta sin salir herido cuando explotaba la segunda bomba.  Sin embargo,  el médico y padre de familia debió esperar dos horas hasta recibir el mensaje de texto de su hijo diciendo que estaba bien. 

Una vez que vio por sí mismo que su hijo estaba bien, el doctor llamó a la guardia del hospital Brigham & Women´s , donde trabaja normalmente los viernes a la noche,  para ofrecer su ayuda.  De todos modos, para entonces el hospital ya contaba con el equipo de médicos necesario.

Además de médico de guardia, Teich es CEO de informática medicinal en Elsevier y profesor ayudante de medicina en la Universidad Harvard. Sus tres roles lo ayudaron a sumergirse en el mundo de la tecnología de la información y la salud.

“Hay muchos aspectos del manejo de la información en un atentado o desastre natural”, afirmó Teich y agregó: “Como pueden imaginar, en situaciones como estas tenemos que atender a  muchos más pacientes con lesiones graves de lo que estamos preparados y además, lesiones que no estamos acostumbrados a ver diariamente”.

De todas maneras,  según afirmó Teich, en Brigham & Women´s hay profesionales que viajaron a sitios de desastres naturales como Haiti e Indonesia donde ayudaron a los afectados. 

Por último, Teich contó que a lo largo del tiempo se desarrolló un  pequeño pero funcional sistema de documentación, registro de ficha médica y archivo administrativo, que es de gran ayuda en hechos inesperados como el de Boston. 

John Halamka, CIO del Centro Médico Beth Israel Deaconess

 Halamka es médico de guardia y profesor de medicina en Harvard. Durante el ataque terrorista se encontraba volando desde Los Ángeles con destino a Boston y se enteró del hecho por medio de twits, videos y e-mails sobre las explosiones.

“Desde el punto de vista de la tecnología de la información, mantener una conexión buena y segura todo el tiempo fue clave, todo nuestro sistema nos funcionó bien.”Según contó Halamka, el director del mantenimiento del servicio se contactó con él 20 minutos  después de las explosiones e hicieron un gran trabajo asegurando el adecuado funcionamiento del sistema de información.

A las 16 ya estaba en contacto con todo mi equipo sin tener que lamentar ninguna dificultad con las tecnologías de información.

“Dejando de lado el shock y el enojo por sufrir un atentado en nuestra propia ciudad, fue un día típico de trabajo”, finalizó el CIO del Centro Médico Beth Israel Deaconess.

Boston Hospital de Niños

 Durante el atentado, Scott Ogawa, CTO del hospital de niños,  se encontraba como CIO interino ya que el vicepresidente de servicios de información y CIO se encontraba de viaje.

“Como muchas organizaciones, nosotros entrenamos para emergencias como esta” afirmó Ogawa, y agregó: “Contamos con un sistema de comando para incidentes muy detallado en el cual los departamentos más importantes están siempre preparados.

Según explicó Ogawa, cuando una emergencia como la de Boston es declarada, el equipo completo de sistemas de comando para incidentes es contactado en pocos minutos,  se discute las necesidades y se reparte las responsabilidades entre todos para cumplir con el trabajo necesario. 

“Poco tiempo después de las explosiones los líderes del equipo de emergencias  ya estaban comunicados por videoconferencia  para movilizar el staff y poner el plan de trabajo en acción”, contó el CTO del hospital de niños de Boston.

“El rol principal de la tecnología de la información el 15 de abril fue facilitar la comunicación”, agregó Negrin.

Partners Healthcare

Fundada por los hospitales Brigham& Women’s y Massachusetts, hoy el sistema de salud cuenta también con el centro de salud conectado en 11 hospitales comunitarios de los suburbios de Boston.

Según aseguró Jim Noga, vicepresidente y CIO de Partners Healthcare, el trabajo del equipo de tecnología de la información es brindar el servicio que los médicos necesitan para atender al paciente.

Además agregó: “El equipo de TI participa en los ejercicios de planificación para emergencias y comprendemos la importancia de dar un servicio viable, manteniendo los sistemas de comunicación disponibles y funcionando.Allí es donde nosotros buscamos poner  nuestro foco durante una crisis”.

La tecnología móvil: Una gran ayuda

Según Joseph Kvedar, director y fundador de Center for Connected Health, asegura que hay varias maneras en las que la tecnología móvil podría ayudar en la recuperación de los heridos por el bombardeo.

Según contó Kvedar, en casos como el del 15 de abril, Connected Health puede ser de ayudar brindando al brindar soluciones de  monitoreo remoto a los pacientes, video conferencias para ayudar a conectar a los proveedores o dar asistencia psicológica, o tecnologías móviles podrían dirigirdar mensajes de esperanza y recomendaciones para ayudar a los individuos con sus tratamientos de recuperación en los próximos meses posteriores al atentado.

“En un desastre natural o un atentado como el del maratón de Boston, las tecnologías de información de salud y los dispositivos móviles pueden jugar un rol importante en la transmisión de data y el monitoreo de pacientes a largo plazo”, opinó Chuck Parker, director ejecutivo de Continua Health Alliance, una organización que se sustenta a sí misma para posicionarse como líderes de la industria en los dispositivos tecnológicos médicos en busca de lograr la telemedicina una alternativa posible. 

Los sistemas interoperables son una herramienta valiosa ya que pueden empezar a recolectar datos desde el primer momento que brinden información útil para poder responder en un atentado o una situación de emergencia.

Como afirma Parker, las tecnologías móviles y de la salud han ayudado a salvar vidas, tiempo y dinero.