La Red de Telemedicina que se ha montado en la provincia de Entre Ríos para mejorar el servicio público de salud, supone desafíos en materia de equipamiento, implica capacitación y reorganización del recurso humano y una puesta a punto permanente del modo de funcionamiento de la estructura estatal. 

El objetivo primordial es extender cada vez más la llegada de la asistencia a la salud de la población. Se trata de paliar la concentración de médicos y personal especializado en los grandes centros urbanos pero, además, de evitar el traslado del paciente cuando siempre que sea posible. 

Los primeros pasos se dieron a principios de este año con la firma de un convenio entre el ministro de Salud, Hugo Cettour, y el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Gerardo Gentiletti. La red fue diseñada entre el ministerio y la unidad académica y supuso, en primer lugar, la capacitación de 30 personas que permitieron poner en marcha un sistema de consulta desde distintos hospitales entrerrianos hacia los dos nosocomios de Paraná que evacuarían las inquietudes: los hospitales San Martín y San Roque. 

La Red de Telemedicina de Entre Ríos está a cargo de la Subsecretaría de Servicios Asistenciales y Gestión del Ministerio de Salud. Por su parte, la coordinación técnica de la Red la realiza el grupo de Telemedicina de la Facultad de Ingeniería de la UNER, a cargo del Dr. Armando Pacher; y la coordinación operativa, por parte de la Subsecretaría de Servicios Asistenciales y Gestión del Ministerio de Salud de la Provincia, la realiza Andrea Retamar.

La plataforma que supone la red permite “sistematizar y comunicar los nosocomios tendiendo redes: herramientas de telemedicina”, graficó el decano Gentiletti en oportunidad de la rúbrica del convenio. “A través de las tecnologías de la información y la comunicación se accede a especialistas sin que tengas que estar en todos los lugares. El avance en la tecnología y la telemedicina hará que las decisiones que se tomen en salud estén más informadas, más organizadas y con mayor capacidad de impacto”, explicó. 

La red trabaja en la utilización de herramientas “para solucionar problemas del sistema de salud propios de las distancias” permitiendo la interconsulta remota con un profesional mediante una plataforma web “con transferencia de información que queda registrada y de esta manera, la respuesta podrá efectuarse por teléfono o vía correo electrónico”.

Equipos

 Con iguales objetivos, se procedió a la inversión en equipos cardiológicos de última tecnología que permiten el diagnóstico de médicos especialistas de manera remota. 

El objetivo es proveer de un instrumento médico cardiológico que pueda ser operado por técnicos y/o enfermeros quienes transfieren el registro a los centros de mayor complejidad para ser analizados por especialistas. El fin es paliar la mencionada falta de profesionales que se registra en determinadas localidades. 

Luego de un proceso licitatorio, se adquirieron diez equipos de estas características que, además de la función convencional de registro de la actividad del corazón, transfiere a través de antenas de celulares los estudios realizados a un centro de derivación, donde médicos cardiólogos analizan y diagnostican a la distancia. 

El objetivo de este sistema es proveer de un instrumento médico cardiológico que pueda ser operado por técnicos o enfermeros, facilitando de este modo la tarea de diagnóstico de los especialistas y asegurando la atención a los entrerrianos. 

“Este aparato permitirá que un médico clínico o un técnico pueda realizar un electrocardiograma y enviar los registros a otro hospital de mayor complejidad o que cuente con un cardiólogo para que desde allí, en forma rápida y segura, a través de una computadora o desde un celular, le indique qué hacer con ese paciente, cómo medicarlo o si debe ser trasladado. No decimos que vamos a reemplazar a los profesionales que faltan pero es una alternativa que ayuda y que hoy ya es una realidad”, explicó Cettour al momento de presentar el equipamiento. 

Con esta tecnología se permite la detección precoz y a distancia de problemas cardiológicos; se reducen las hospitalizaciones innecesarias; se acortan las listas de espera para estudios del corazón; se evitan traslados; permite al cardiólogo la asistencia a pacientes radicados en otras localidades y, en suma, optimiza los recursos. 

La Red 

Actualmente se encuentran como Hospitales y Centros de Salud habilitados para realizar interconsultas en la Red los hospitales: 9 de Julio, de La Paz; San Antonio, de Gualeguay; San Francisco de Asís, de Crespo; Santa Rosa, de Chajarí; Gregoria Pérez, de San Gustavo; Hospital Falucho, de Maciá; Hospital Colonia Salud Mental, de Diamante; Hospital Centenario, de Gualeguaychú; Hospital San Benjamín, de Colón; Perú, de Galarza; Hospital Santa Elena, de Santa Elena; Hospital J. J. Urquiza, de Concepción del Uruguay; Hospital San José, de Villa San José; y los Centros de Salud Brazo Largo y Paroissien, de Ubajay. 

Fuente: El Diario