Por Camila Gomes

EHealth Reporter Latin America: ¿Cuáles son las novedades presentadas por Cerner en Hospitalar y qué proyecciones tienen en América Latina?

Marcos García: Queremos contribuir con la mejor gestión de hospitales y de salud en general a través de las soluciones y herramientas de Cerner.

La empresa es de origen estadounidense pero tiene una importante presencia en Europa y Asia. La mayoría de los empleados de Cerner están fuera de los Estados Unidos. En América Latina, aunque tenemos un número pequeño de clientes todavía, estamos viendo que hay un interés muy grande por nuestra tecnología.

Esto ocurre  por dos razones: la primera es que en  la Región hay hospitales de prestigio a nivel mundial que saben que para practicar la medicina no sólo precisan contar con la mejor máquina de rayos X sino también con un sistema de tecnologías de la información de primer orden. Estos clientes están interesados desde el punto de vista de la excelencia.

Otra fuente de interés que vemos en América Latina son las organizaciones de salud que se dan cuente de que el sistema es insostenible porque hay una demanda ilimitada con recursos limitados. Ellos quieren usar la tecnología de la información para aplicar los recursos donde puedan ayudar más. Nuestra experiencia en Europa es muy apropiada en este aspecto, como en España y Reino Unidos. En esos dos puntos estamos viendo gran interés por parte de América Latina y creemos que vamos a tener éxito.

EHRLA: ¿La tecnología de Cerner es la misma en todos los países?

MG: Nuestra tecnología es adaptable. El software es el mismo para todos los países, pero es un sistema  configurable que permite adaptar las diferencias que hay entre un país y otro, especialmente en el aspecto de la facturación y de la legislación. También hay otros factores que son distintos. Nosotros invertimos 400  millones de dólares por año en el desarrollo de nuevas funcionalidades para nuestro software y es muy difícil que un pequeño proveedor local pueda competir con este tipo de inversión.

EHRLA: ¿Qué soporte brindan a los clientes?

MG: Tenemos mesa de ayuda en distintos países que nos permiten ofrecer asistencia las 24 horas del día en todos  los idiomas que hablan nuestros clientes. Si, por ejemplo, un cliente de Chile tiene un problema muy específico tendría que hablar con un agente de soporte en inglés, pero nosotros tenemos un sistema de traducción  simultánea que  nos permite asegurar  que nuestros clientes transmiten lo que necesitan. Vemos un gran interés en América Latina por la eficiencia y por la excelencia, por eso pensamos que gracias a nuestra experiencia y a nuestra capacidad innovadora esta Región puede ser un mercado importante en estos momentos.

EHRLA: ¿Apuntar al mercado latinoamericano es el objetivo de este momento?

MG: Sí, es por eso que estamos en Hospitalar. Tenemos datos de nuestros   clientes que demuestran que nuestra tecnología permite ahorrar, salvar vidas y prestar servicios de salud de manera más eficiente. En Hospitalar estamos compartiendo esos datos con quienes tienen miedo de gastar mucho dinero  en tecnología sin tener resultados. Por ejemplo, cuando las enfermeras  toman la temperatura y otros datos de los pacientes, no tienen que escribirlas ni introducir los resultados en la computadora,  ya que directamente el monitor manda los resultados a la historia clínica. Eso permite economizar cinco minutos por paciente, y si calculamos los costos, el retorno de la inversión se ve muy claro.

EHRLA: ¿Qué otros proyectos están en carpeta para la Región?

MG: Ahora estamos tratando de cerrar una asociación con nuestro primer cliente en Brasil, que pienso que será importante porque es un idioma diferente y es una vidriera.

EHRLA: ¿El idioma es una barrera?

MG: Nosotros queremos eliminar cualquier razón que podría haber para no adoptar nuestras tecnologías. El software está siendo traducido al portugués y tenemos hechas inversiones suficientes que nos permiten trabajar con cualquier país de América del Sur, puesto que ya existe en español, inglés y francés

EHRLA: ¿Cómo lidian con el cambio cultural que las instituciones necesitan hacer para implantar los sistemas?

MG: Tratamos de acompañar a cada organización sin hacer que la tecnología resulte una imposición para la práctica de la medicina. Tenemos una metodología de implantación de los sistemas con una serie de eventos que recomendamos incluyan a los clínicos, porque los médicos son los que deben  experimentar por sí mismos los beneficios que los sistemas pueden traerles. Sólo así estarán interesados en el proyecto, si perciben que es un sistema para que ellos mismos puedan tomar las decisiones. En definitiva, el médico quiere que el sistema lo ayude a hacer su trabajo, entonces es muy importante que los profesionales experimenten los beneficios.

EHRLA: ¿Cuál es el atractivo del mercado de salud de Brasil para Cerner?

MG: En mi opinión el mercado brasileño de salud tiene tres segmentos bien diferenciados: está el  mercado de los hospitales prestigiosos, como el  Albert Einstein, que son similares a nuestros clientes norteamericanos. Hay un segundo grupo de posibles clientes como Unimed y Amil, que son aseguradores y que están interesados en gestionar a todos sus asociados. El tercer objetivo sería el sistema público, que para nosotros representaría un cliente más complejo, por su tamaño, pero hay mucho campo para hacer mejoras allí. La mayoría de los habitantes del país depende del sistema público y es donde hay mucho potencial para mejorar. Brasil es una economía fuerte que está creciendo y que tiene la oportunidad de aprender con las lecciones de Europa y de los Estados Unidos.

EHRLA: ¿Cerner tiene planes de expansión en otros países?

MG: Tenemos clientes en Chile y en México y ahora estamos en la búsqueda de nuestro primer cliente en Brasil. Estamos abiertos a otros países como Colombia o Perú. Ya  tenemos presencia en 24  países y nuestro objetivo es seguir ampliando nuestra expansión.

EHRLA: ¿Cuáles son los principales obstáculos con que se encuentra la empresa en la Región?

MG: A veces hay una desconfianza en relación a los proveedores de otros  países y eso, históricamente en el mundo del software es  el factor más problemático, porque estamos siempre  obligados a demostrar el valor  de lo  que ofrecemos. Es mostrar que el hecho de tener clientes en todo el mundo es una ventaja. Con el software ocurre que muchos gerentes quieren  tenerlo bajo un mayor control propio  entonces lo que nosotros hacemos cuando desembarcamos en un país es crear una filial propia con un equipo de Cerner en ese país para que pueda trabajar directamente con el cliente. Queremos que el cliente, en caso de que tenga un problema, pueda hablar directamente con nosotros y no con un intermediario.

EHRLA: ¿Y cuánto tiempo demora la implementación de un sistema desde el momento de cerrar un acuerdo hasta que está funcionando?

MG: Para automatizar un hospital entero, aproximadamente catorce meses. Hay quienes pueden pensar que es mucho tiempo, pero lo que estamos haciendo es trabajar con el cliente en la transformación teniendo en cuenta sus propios procesos de trabajo; por eso estamos convencidos de que es necesario tomarse todo ese tiempo. El sistema puede estar completo en sólo seis mese y si el cliente cree que podrá mantener el ritmo podemos hacerlo, pero no es lo más aconsejable; son cambios complejos que llevan su tiempo.

EHRLA: ¿Cómo ven a la competencia en la Región?

MG: Tenemos pocos competidores y esto vale para todos los países en donde estamos presentes. En Estados Unidos tenernos algunos competidores que fuera de ese mercado tienen  poca presencia.

En Europa tenemos a Siemens y a empresas de diagnósticos que de repente entran en el ramo de los softwares y algunas empresas locales en América Latina y España. Pero nosotros somos la empresa dedicada a las tecnologías de la información con el mayor número de clientes en todo el mundo.