El Ministerio de Sanidad español tendrá entre sus enfoques para la segunda mitad de año el proyecto “e-Salud”, una iniciativa que tiene entre sus ejes la receta electrónica y la historia clínica digital.

En este sentido, la ministra Ana Mato aseguró: “Es una herramienta muy potente para ganar en eficiencia y calidad en la gestión asistencial”.

Según datos estimados por Sanidad, se calcula que en tres años se ahorrarán 457 millones de euros gracias a la disminución de consultas evitables y a la limitación del papel.

Por otra parte, la base de datos que hará posible los proyectos anteriores generará un ahorro estimado en tres años de 88,5 millones, por la eliminación de fraude o irregularidades y por la no renovación de tarjetas.

Además, la ministra ha hecho hincapié en la incidencia que puede tener esta iniciativa en la reforma de la Justicia.

Noticias relacionadas: 2015, la fecha límite para implementar la receta electrónica en España

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España