Más del 30 por ciento de los europeos tendrán más de 65 años en 2025. En los próximos veinte años, se espera que enfermedades crónicas como la diabetes se doblen o incluso se tripliquen, lo que comportará una falta de especialistas y profesionales sanitarios. Además, el gasto de la asistencia sanitaria se incrementa con más rapidez que el propio crecimiento económico. Así, en países como Francia, Alemania o Bélgica el crecimiento del gasto sanitario es superior al crecimiento del PIB. Esta situación hace que en pocos años los sistemas de asistencia sanitaria no sean viables, teniendo en cuanta el aumento de la esperanza de vida y enfermedades crónicas, entre otros factores.

Falta eficiencia

Hoy mismo, se estima que los costos de personal representan entre el 50 y el 70% de los costes de la asistencia sanitaria, pero como vemos, la mayor parte del tiempo que emplean los profesionales sanitarios no es en atender a los pacientes, sino en tramites burocráticos. Según información facilitada por el propio gobierno español, los sistemas de asistencia sanitaria actuales exigen a los profesionales dedicar entre el 30 y el 50% de su tiempo a tareas administrativas en vez de a la atención al paciente. ¿La solución? Los expertos apuntan a que el sistema sanitario necesita de una mejor gestión de la información como herramienta para maximizar y conseguir una mayor eficiencia de los servicios. En este sentido, la implantación de las tecnologías de la información, parecen, a buen recaudo, la solución.

Teleasistencia, factura electrónica, aplicaciones informáticas para móviles y equipos electrónicos… Todas estas herramientas que aparecen a diario pueden ser la solución, y la clave para controlar y gestionar de una manera más eficiente el gasto sanitario. La implantación de la historia clínica electrónica o la e-factura ya están demostrando una mayor agilización de los sistemas sanitarios y una mayor rapidez, además de un ahorro para las administraciones.

El ahorrro

Un estudio de caso realizado por el Grupo Hospitalario Asklepios en Alemania demostró que los costes anuales por paciente podrían reducirse en un 36,7 por ciento mediante el uso de soluciones de salud electrónica. El CIO de Asklepios, Uwe Pöttgen, será uno de los ponentes clave de la eHealth Week 2011 que se celebrará en Budapest entre los días 10 y 12 de mayo de 2011.

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), los sistemas de asistencia sanitaria europeos requieren un aumento en el gasto que actualmente supera el crecimiento económico. Jeremy Bonfini, vicepresidente ejecutivo de Servicios Globales en HIMSS que coorganiza la eHealth Week junto con la Presidencia Húngara del Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea, asegura que ‘necesitamos sistemas TI que dejen a los profesionales de la asistencia sanitaria más tiempo para tratar a sus pacientes y les exijan menos tiempo para estar pendientes de trámites burocráticos lentos, inexistentes o no disponibles’.