El sistema, desarrollado por el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y la multinacional tecnológica Indra, combina la realidad virtual y la captación de movimiento en tiempo real con el fin de posibilitar la rehabilitación motriz domiciliaria de miembros superiores -hombro, brazo, antebrazo y mano-. 

El objetivo principal de la herramienta “Toyra” es que los pacientes puedan continuar con el tratamiento de rehabilitación luego de dejar el hospital. Además, recopila información que ayuda a la realizar estudios y protocolos clínicos.

En este sentido, permite analizar los resultados de forma individualizada porque proporciona una plataforma electrónica de gestión de la historia terapéutica y de rehabilitación. De hecho, los datos obtenidos podrían integrarse a la historia clínica electrónica del paciente.

La herramienta, que se ha implementado en distintos centros de la ciudad española desde 2011,  utiliza la captura de movimiento a través de sensores inerciales o mediante el uso del dispositivo Kinect, de Microsoft. A su vez, estos dispositivos de captura se conectan a la estación de terapia interactiva enviando al sistema su localización y posición para recrear en la pantalla los ejercicios que realiza el paciente.

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, aseguró: “Es un orgullo que el Hospital Nacional de Parapléjicos participe en un proyecto pionero que marca claramente el camino imparable de la modernización de la sanidad”.

Fuente: Antena3