La Consejería de Sanidad busca mejorar el programa Medoracyl, que gestiona la historia clínica de Atención Primaria de Castilla y León, para que sea capaz de cumplir nuevos objetivos funcionales. Esta iniciativa tiene como objetivo avanzar hacia la historia clínica electrónica única.

Una de las del proyecto es la separación de diversos módulos de trabajo -como prescripción electrónica, clínico asistencial o administrativo-, para que puedan ser utilizados tanto en atención Primaria como Especializada gracias a la nueva arquitectura web.

El módulo de prescripción deberá estar preparado para incluir la firma electrónica en aquellos procesos que lo necesiten, como por ejemplo la receta electrónica. De esta forma, los pacientes podrán identificarse en la aplicación mediante un certificado digital o su DNI electrónico, para proteger la seguridad de acceso a la información.

En el caso del módulo clínico, a su vez, se añadirán los submódulos que permitan gestionar la historia clínica electrónica de los pacientes -consulta, exploración, analíticas, radiología, pruebas diagnósticas, incapacidad temporal, vacunas, planes de cuidados, alertas, guías asistenciales o datos clínicos- para optimizar el rendimiento y la escalabilidad del sistema.

Además, Medoracyl tendrá un rediseño de la interfaz de usuario, la gestión documental y la compatibilidad con diferentes navegadores web para mejorar la navegabilidad, el uso, los servicios de identificación, seguridad o auditoría.

Fuente: Gaceta Médica