Por Fernando Gámiz

Myrna Marti es Asesora Regional en Gestión del Conocimiento y Cooperación Técnica de la Organización Panamericana de la Salud, y en Argentina se dedica a temáticas relacionadas con la e-Health.

En conversación con E-Health Reporter Latin America durante CAIS 2013, describe el trabajo de la OPS en los distintos países de la región. 

A la hora de implementar un mismo proyecto en distintos países, ¿cómo se adapta la OPS a las diferencias culturales?

Ahí es donde juegan una parte muy importante los Ministerios de Salud, quienes realmente conocen la región. Se hacen capacitaciones virtuales para el uso del sistema; a los usuarios de nuestras soluciones los preparan sus ministerios. De todas maneras, hay que pensar que no es el paciente el que hace la consulta, el que hace la consulta es el médico o el enfermo o el agente sanitario, que ya tiene una obligación institucional, es decir, que ya tiene una relación institucional más allá de lo cultural. 

¿Qué barreras encuentran en las distintas regiones donde interviene la OPS?

La principal barrera con la que nos encontramos es la falta de experiencia con la tecnología. Por ahí hay un profesional que tiene un teléfono muy viejo, y a ese médico hay que capacitarlo también en lo que tiene que ver con los beneficios de la tecnología. Hacemos todo un trabajo de concientización.

¿Cómo evaluás el acceso a la información que hay en Argentina?

Creo que en Argentina una de las áreas más evolucionadas es la de acceso a la información. Nosotros tenemos toda una movida muy grande de acceso abierto. El acceso a la información en salud es muy importante, sobre todo por el CONICET. En el Garrahan estamos bastante avanzados en telemedicina; y en gestión se destaca El Cruce.

¿Y cuál sería el punto débil?

Nosotros estamos flojos en interoperabilidad, porque existen desarrollos aislados permanentemente. Pero esto es a nivel regional. Sin embargo, hay países como México, por ejemplo, que tienen legislación para la interoperabilidad. Igual, con un estudio que vamos a realizar ahora, vamos a saber específicamente como está la realidad de interoperabilidad en la región. 

Una de las funciones de la OPS es fortalecer la producción e incentivar el uso de las soluciones e-health, ¿cómo trabajan para lograrlo?

Tratamos de ser un organismo catalizador; tenemos la necesidad de compartir el conocimiento, compartir información. Apuntamos mucho al fortalecimiento del desarrollo del conocimiento científico, porque la verdad es que se produce mucha información en la región, pero no hay nadie que haga un repositorio o que lo tome como un patrimonio. Entonces nos parece que a través de las TICs se puede generar mucho aprendizaje, a través de los sistemas de información como generadores de conocimiento.