Por Daniela Chueke

Uno de los mayores desafíos cuando se decide implementar un sistema integrado de informática médica es lograr que su uso redunde en mejoras comprobables, tanto en la calidad de los cuidados médicos como en la seguridad de los pacientes.

Otra gran preocupación en estos casos, consiste en que el nuevo sistema adoptado resulte amigable para que los médicos elijan considerarlo un aliado clave en su profesión y no un obstáculo que altera el flujo natural de su consulta.

Podemos convenir que, básicamente, el sistema debe resultar eficaz para la elaboración de diagnósticos, disminuir el riesgo de interacciones al prescribir una receta, considerar algún factor relevante que no sea sencillo de detectar y que, al mismo tiempo, constituya una herramienta idónea de soporte para la toma de decisiones.

Ante tales desafíos, cabe preguntarse ¿cómo es posible desarrollar sistemas que logren todos estos objetivos, teniendo en cuenta la complejidad de la ciencia médica, el carácter único e irrepetible de la historia clínica de cada paciente y la imposibilidad de generalizar diagnósticos o tratamientos?

Para conocer su visión acerca de estas cuestiones EHealth Reporter dialogó con el Dr. Alejandro López Osornio, especialista en informática médica.

Lopez Osornio trabajó en  la implementación del sistema de informática médica del Hospital Italiano -importante establecimiento sanitario de la Argentina, también proveedor líder de medicina prepaga-, estuvo a cargo de la implementación del servidor de terminología y actualmente, además de continuar ejerciendo como médico de familia en dicho centro, trabaja en la actualización de los estándares de SNOMED CT , en la versión internacional en inglés y en su versión en español.

Esta tarea la realiza en la consultora TermMed, fundada hace cuatro años por Guillermo Reynoso, también experto en terminología médica.

ER: ¿Por qué es importante contar con un sistema de  estándares de terminología médica como SNOMED, para el  éxito de un programa de informatización sanitaria?

ALO: En principio porque es un medio para facilitar la interoperabilidad entre sistemas de información en salud. Compartir el mismo vocabulario permite intercambiar información clínica, reutilizar sistemas expertos y realizar estadísticas colaborativas, entre otras cosas.  La utilización de SNOMED CT  permite que el sistema informático médico interprete exactamente la situación clínica descripta por el profesional, sin obligarlo a tener que utilizar una clasificación tradicional como CIE-10 o CIE-9-CM, donde se ve forzado a resumir la situación clínica a describir en una categoría estadística sin significado clínico real. Por el contrario los médicos pueden seguir usando un vocabulario mucho más próximo al que utilizan en la realidad, con términos generales para conceptos inciertos y términos muy específicos para cuando hay certeza. La estructura de SNOMED provee los mecanismos para determinar la relación entre estos conceptos para su utilización y recuperación desde una base de datos clínica, incluso sin importar el idioma original utilizado para el registro.

ER: ¿Podemos decir que SNOMED se transformó en un requisito ineludible para la interoperabilidad?

ALO: Hoy en día SNOMED se presenta como la mejor opción en interoperabilidad terminológica, sin otros estándares que compitan a nivel de terminologías clínicas. La creación de la IHTSDO ha asegurado su implementación en los países miembros, donde se encuentran la gran mayoría de los proyectos nacionales de informática en salud que existen en el mundo, transformando SNOMED CT en la “lingua franca” de la interoperabilidad terminológica en salud. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido un acuerdo con la IHTSDO donde SNOMED CT formará parte de ICD-11 (CIE 11), que estará compuesto por categorías estadísticas similares a ICD-10, pero con definiciones formales basadas en SNOMED, generando un mapeo automático y natural entre ambas terminologías.

ER: ¿Qué aportes hace TermMed para posibilitar esto?

ALO: Nosotros estamos contratados por  la International Health Terminology Standards Organisation (IHTSDO), que edita SNOMED CT, para proveer consultoría y herramientas para el mantenimiento de la versión internacional. También para actualizar la versión en castellano de SNOMED CT, que ya tradujo originalmente Guillermo Reynoso hace más de 10 años y se actualizó en cada edición siempre en Buenos Aires. Esta versión se desarrolló originalmente para el sector hispanohablante de Estados Unidos. Actualmente se suma España como país miembro de la IHTSDO, y hay interés en varios países latinoamericanos, por lo que se esperan más adaptaciones al castellano local de cada uno.

ER: ¿En qué consiste su trabajo?

ALO: En TermMed damos soporte a los procesos de edición de SNOMED CT. Los editores de SNOMED trabajan principalmente desde Chicago, del Colegio Americano de Patologos (CAP).En TermMed ayudamos a organizar los procesos de edición, control de calidad y publicación de SNOMED, así como consultoría relacionada con el contenido de la terminología, asegurando que se mantenga la correcta representación de los conceptos para su posterior utilización clínica.

Adicionalmente la IHTSDO contrata a TermMed para el desarrollo de herramientas de software que soportan estos procesos, estas herramientas van a ser publicadas como productos Open Source por la IHTSDO para los países miembros y afiliados. TermMed está a cargo de varios proyectos que se encuentran en diferentes etapas, como la herramienta de traducción de SNOMED CT que se va a utilizar para traducir a cualquier idioma, las herramientas de control de calidad, parte del proceso de publicación, herramientas de conversión, y otras.

En cada edición semestral de SNOMED CT llegan a TermMed los nuevos conceptos de la edición Internacional, y realizamos la traducción de los mismos al español, cuidando de asegurar un correcto mantenimiento de los significados de los conceptos y representando la variabilidad del vocabulario médico en un castellano neutro.

Por nuestra larga experiencia en el área, es común que recibamos consultas de instituciones y empresas del mercado local, y aunque no es nuestro foco principal, solemos brindar orientación o capacitación para los primeros pasos en la implementación de este estándar.

ER: ¿Qué repercusión tiene la estandarización de la terminología médica en Argentina y en el resto de América Latina?

ALO: Hasta hace poco había escaso interés en Latinoamérica en la utilización otra cosa que no fuera el CIE-10, pero en los últimos dos años hemos visto un marcado aumento del interés, medido en las consultas que recibimos y la participación de latinoamericanos en las reuniones internacionales de SNOMED CT. Todavía no vemos implementaciones fuera de instituciones privadas con un alto nivel de informatización, como el Hospital Italiano, pero es un proceso largo que comienza con el interés.

ER: ¿ Cree que son auspiciosas las perspectivas para la adopción de SNOMED en Latinoamérica?

ALO: SNOMED ya se presenta como un estándar internacional claro, pero la adopción de SNOMED por el gobierno Español creo que va a tener un gran impacto en Latinoamérica. Asimismo Brasil, aunque aún no es miembro oficial de la IHTSDO, ha enviado representantes del ministerio de salud a varias de las últimas reuniones de SNOMED, y claramente es un país que va a marcar tendencias en esta región.

ER: ¿Qué cambios serían necesarios para la mejora de los sistemas de salud pública en nuestro país?

ALO: Desde nuestra área de trabajo creemos que un sistema de información nacional sería un gran beneficio en todos los niveles, permitiendo un mejor diagnóstico de la situación nacional de salud, mejor planeamiento de intervenciones, mejores mediciones de resultados, detección de epidemias, etc. En el contexto de un sistema nacional de información en salud la utilización de SNOMED CT parece el ingrediente fundamental para asegurar los mejores beneficios clínicos y facilitar la interoperabilidad. SNOMED CT mantiene mapeos que permiten la generación automática de reportes en CIE-10, que es la clasificación estadística obligatoria en muchos aspectos de nuestro sistema de salud, permitiendo que los programas basados en CIE-10 sigan funcionando como siempre, pero dando a los médicos y a los desarrolladores de software todo el poder y detalle de SNOMED CT.

Notas Relacionadas: Preguntas frecuentes sobre SNOMED CT