Uno de los tópicos más relevantes de las VIII Jornadas Universitarias de Sistemas de Información en Salud HIBA 2013 ha sido “”Instrumentos de financiamiento aplicables a salud y tecnología””, coordinado por la doctora Adriana Dawidowski, investigadora del Hospital Italiano de Buenos Aires.

En el panel participaron Carolina O’Donnel, coordinadora de la Comisión Nacional Salud Investiga del Ministerio de Salud; Martín Albarracín, coordinador de ejecución técnica del Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software (FONSOFT); Marcelo Martí, investigador de la Plataforma Argentina de Bioinformática; y Marina Marzocca, integrante de la Coordinación de Evaluación de Proyectos del Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FONCYT).

“”La Bioinformática nos lleva del genoma al fenotipo en el mundo digital””, aseveró Martí tras repasar las bases del Dogma de la Biología Molecular.

Además, el investigador de la Plataforma Argentina de Bioinformática recordó cómo se fue digitalizando la información desde 1982 y recalcó que el desafío actual es la medicina personalizada.

Becas “Ramón Carrillo-Arturo Oñativia”

“Los estudios multicéntricos constituyen una estrategia para obtener un conocimiento sobre un tema priorizado por el Ministerio de Salud””, explicó O´Donnell en referencia a las becas en Ciencias de Salud Ramón Carrillo-Arturo Oñativia.

Si bien la coordinadora de la Comisión Nacional Salud Investiga reconoció que es difícil conseguir financiamiento, comentó que las becas han sido otorgadas para proyectos de investigación en salud a 260 médicos del país.

“”Es difícil conseguir financiamiento, pero nosotros damos esa oportunidad; tenemos un Registro Nacional de Investigaciones en Salud””, confirmó.

Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software

Según explicó Albarracín, el FONSOFT -perteneciente a la Agencia Nacional de Promoción Científica (ANPCyT) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT)- busca vincular a los diferentes actores que participan en el sector TIC y transformarse en un motor para la generación de innovación mediante el otorgamiento de créditos y subsidios.

“Los destinarios son estudiantes, emprendedores y empresas”, detalló el coordinador de ejecución técnica del FONSOFT.

En este sentido, mencionó dos líneas de financiamiento: las Becas Jóvenes Profesionales, para la presentación de proyectos de innovación tecnológica dirigidas a fomentar la finalización de las carreras relacionadas con las TIC y comenzar emprendimientos; y el proyecto Emprendedores FONSOFT, que cubre hasta el 50 por ciento del total de la propuesta presentada. 

Subsidios PID y PIDC del FONCYT

Para financiar proyectos asociativos, el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica otorga subsidios destinados a instituciones radicadas en el país que trabajen en la generación de nuevos conocimientos de ciencia y tecnología.

Marzocca explicó que existen dos líneas de financiamiento: los Proyectos de Investigación y Desarrollo (PID), para la obtención de resultados competitivos en la generación y aplicación de nuevos conocimientos de CyT; y Proyectos de Investigación y Desarrollo Clínicos (PIDC), orientados a promover actividades de investigación.