Por Fernando Iván Gámiz

Pedro Galván es experto en transferencia tecnológica y actualmente lidera la coordinación técnica del Sistema Nacional de Telemedicina del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay. En su rol de ingeniero biomédico, ha participado en publicaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y ha colaborado en el Departamento de Dispositivos Médicos.

En diálogo con E-Health Reporter Latin America analiza la primera etapa de implementación del proyecto de salud intercomunicada, que brindará servicios de tele-electrocardiograma, tele-ecografía, tele-tocografía y tele-tomografía. Además, cuenta los beneficios y desafíos que implica llevar a cabo un sistema de telesalud nacional.

¿Qué aspecto diferencial tiene el software de aplicación seleccionado por el Minsa para efectuar los servicios de telemedicina?

El software de aplicación de nuestro Sistema Nacional Telemedicina (SNT) ha sido desarrollado a medida por el Departamento de Ingeniería Biomédica e Imágenes del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y está contextualizado a las necesidades del usuario local y a los requisitos del Ministerio de Salud. Los otros softwares de aplicación fueron descartados por el costo de las licencias y porque empezamos con un presupuesto mínimo en la implementación.

El ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Antonio Barrios, afirmó que este proyecto llegará a todos los lugares donde exista conexión a internet. ¿El sistema contemplará a las zonas rurales?

Las 18 Regiones Sanitarias del Ministerio de Salud cuentan con servicios de internet en sus hospitales. En 2014, durante la primera etapa de implementación, se incluirán a los 20 hospitales distritales más importantes de Paraguay. Durante dicha implementación, se utilizarán conexiones de internet con un ancho de banda de 2 Megabps. De esta manera, con la inclusión de todos los centros regionales, se garantiza la oferta de servicios de Telemedicina en los hospitales cabecera de la Red Asistencial. 

Se estima que en menos de tres meses estará habilitado el servicio de telemedicina en los hospitales regionales, ¿cuándo finalizará el proceso de implementación? 

Según el cronograma de implementación, el servicio ya se ha habilitado en tres hospitales regionales, con un promedio de tres hospitales locales por mes. Durante el presente año se implementarán en la totalidad de los hospitales de las regiones y en dos hospitales distritales estratégicos para el Ministerio de Salud. Como este proyecto es de cobertura nacional, cada Región Sanitaria contará inicialmente con el servicio a través de su hospital regional. Y luego, en la segunda y tercera fase, se incluirán los demás centros de salud. 

¿Cómo capacitan a los profesionales de los hospitales que se incorporarán al sistema?

La capacitación de los usuarios del Sistema de Telemedicina se realiza mostrando y practicando el uso y transmisión de la información por médicos y técnicos del equipo de Telemedicina, y son apoyados luego por medio de herramientas de Tele-Formación o e-Learning como Elluminate o Moodle, que están montadas sobre la plataforma de Telemedicina del Ministerio de Salud.

A fines de diciembre se realizaron pilotos en la ciudad de Fuerte Olimpo, ¿qué resultados han obtenido?

En el Hospital Regional de Fuerte Olimpo se pudo ajustar el mecanismo de telecapacitación y además probar el mecanismo de transmisión de imágenes utilizando herramientas de compresión para disminuir el tiempo de transferencia a menor ancho de banda de internet. En síntesis, la metodología probada y validada fue la de “”store and forward””, con excelentes resultados en ecografía y electrocardiografía.  

A la hora de adaptarse a las nuevas tecnologías, una de las mayores inquietudes de los profesionales y directores de centros médicos es brindar un servicio seguro para la privacidad del paciente, ¿qué garantías ofrece el sistema?

Todos los aspectos éticos, de confidencialidad, calidad y seguridad  -tales como encriptado de informaciones, utilización de códigos de acceso por nivel jerárquico, codificación de las identidades del paciente, etc.- están garantizados por el Sistema de Calidad de Telemedicina, que a su vez será validado por expertos europeos en telemedicina; este año realizarán dos evaluaciones.

¿Qué otras fases de implementación se concretarán a mediano plazo?

En la segunda etapa, que está prevista para 2015, se espera incluir a los centros de salud y puestos de salud relevantes en todas las regiones sanitarias. Esto será posible una vez que se realicen las evaluaciones de costo-utilidad y costo-efectividad previstas. Y en la tercera etapa se pretende incluir a más de 1.500 Unidades de Salud Familiar, para que los ciudadanos de cualquier comunidad tengan acceso directo al Sistema de telemedicina a través de una tablet.

¿En qué soluciones tecnológicas está trabajando el Ministerio?

Las soluciones tecnológicas previstas son: tele-formación continua de profesionales de la salud a nivel nacional para apoyar diversos eventos en forma protocolizada y con calidad; tele-diagnóstico laboratorial para conectar en red a todos los laboratorios de salud pública; tele-microscopía para el diagnóstico en citología; telecuidado de personas de la tercera edad para promover una vejez saludable, productiva y ocupada; y una solución para telemonitoreo de pacientes durante el traslado en ambulancias.

¿A qué pros y contras se enfrenta el arco político cuando proponen proyectos como el SNT?

El proyecto de Telemedicina forma parte del Programa de Gobierno y, en consecuencia, cuenta con el apoyo de todos los niveles jerárquicos. Sin embargo, existe una amenaza: el paradigma de la innovación tecnológica y de hábitos de trabajo en ciertos sectores de los profesionales de la salud. Con el fin de garantizar el éxito en su implementación, este paradigma deberá ir superándose y contextualizándose a las herramientas desarrolladas. También existen grupos de interés que pueden ser un obstáculo a la hora de realizar los estudios y utilizar el sistema. Pero en conclusión, a pesar de la coyuntura política positiva, para garantizar el éxito del Sistema Nacional de Telemedicina habrá que evaluar otros aspectos, como la sustentabilidad técnica-presupuestaria y el empoderamiento de los profesionales de la salud afectados.