Uno de los principales obstáculos en salud materno-infantil es la escasez de profesionales especializados, entrenados, equipados, capacitados y localizados en las comunidades rurales, que por cierto tienen tasas elevadas de mortalidad. En Afganistán, por ejemplo, hay entre una y dos parteras por cada 15 mil mujeres adultas.

Midwives Connect es una aplicación m-Health que utiliza la tecnología de respuesta interactiva de voz para asistir a los profesionales dedicados a atender a embarazadas y recién nacidos en zonas rurales.

Según explicaron los desarrolladores, el diseño de la app se basó en los resultados de proyectos de salud materna realizados en Afganistán. Sin embargo, el idioma y los contenidos se pueden adaptar fácilmente a países y contextos que experimentan desafíos similares de salud.

¿Cómo funciona?

Cada día, la aplicación contacta a los médicos mediante sus teléfonos móviles para confirmar información clave sobre el flujo de trabajo. Así, contempla el lugar de la asistencia, el número de pacientes atendidos y de partos realizados, y las solicitudes de diagnóstico e interconsultas a otros expertos. Además, registra la cantidad de muertes maternas y/o infantiles y sus presuntas causas. 

A su vez, a través de la app, el personal de supervisión de las clínicas y hospitales de cada distrito puede revisar en tiempo real la información agregada por los profesionales. 

Haga click aquí para más información.