Por Fernando Iván Gámiz  

El Hospital El Cruce – Néstor Kirchner de Florencio Varela obtuvo la certificación ISO 9001:2008, que garantiza que el servicio de atención inicial de pacientes críticos derivados de la red hospitalaria cuenta con los requisitos del Sistema Estándar de Gestión.

La certificación fue otorgada por la aseguradora holandesa Det Norske, una de las tres entidades líderes del sector, y tiene una de vigencia de tres años. 

El reconocimiento llegó luego de cuatro años de trabajo intenso para cumplir un objetivo: crear un centro hospitalario modelo de atención pública. De hecho, el Hospital El Cruce ha sido nominado como el quinto nosocomio de Alta Complejidad en Red más importante de Latinoamérica. Además, a mediados de 2013, fue señalado por Carissa Etienne, máxima autoridad de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), como un ejemplo argentino de evolución para otras regiones. 

Ricardo Otero, responsable del Área de Calidad del hospital, afirmó: “Alcanzar la certificación ISO 9001:2008 es el resultado del esfuerzo conjunto realizado en los cuatro años previos por todo personal del HEC, sin excepción de nivel jerárquico, que comprendió la necesidad de trabajar con calidad y se comprometió a ello”.

A su vez, Otero explicó a E-Health Reporter Latin America que para mantener la certificación es necesario continuar con el compromiso asistencial. Y detalló cómo fue el período para alcanzar la certificación: “El proceso desarrollado para llegar a este puerto fue complejo y de exigencia creciente, básicamente centrado en la inducción de los recursos humanos en temas de calidad, seguida por una capacitación más profunda, la implementación de las mejoras y, finalmente, la evaluación, primero interna y luego externa, cuyo resultado final fue la certificación. Durante este lapso se involucró prácticamente a la mitad de la planta, lo que incluye a profesionales y no profesionales, tanto de los ámbitos asistenciales, como administrativos y técnicos”. 

En el Hospital El Cruce son conscientes de que es vital avanzar en otros procesos para garantizar excelencia y eficacia en la atención de los usuarios del nosocomio y de los pacientes derivados. Por eso, Otero aseveró: “Se ampliará la base de procesos sometidos a la evaluación externa, para lo cual progresivamente se irán incorporando otras áreas, estimándose que para fines del presente año se certifiquen otros cuatro o cinco procesos. En este aspecto, la colaboración de todo el equipo jerárquico fue -y será- fundamental, brindando el impulso y sostén para poder cumplir con las expectativas”. 

Notas relacionadas: “En el Hospital El Cruce, la tecnología está presente todo el tiempo”