Argentina ha sido seleccionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para encabezar un grupo de colaboración internacional que tendrá la misión de proponer estrategias contra los medicamentos falsificados. 

La designación fue tomada el sábado pasado en la reunión de “Mecanismo de Estados Miembro de la OMS sobre Productos Médicos de Calidad Subestándar, Espurios, de Etiquetado Engañoso, Falsificados o de Imitación (SSFFC)”, realizada en el marco de la 67 Asamblea Anual, en Ginebra, Suiza.

El grupo liderado por Argentina, que excluirá el factor comercial y se focalizará en la salud como un derecho de las personas, se plantea alcanzar los siguientes objetivos: identificar necesidades y obstáculos; formular recomendaciones políticas; y crear instrumentos para la prevención, detección y control de medicamentos que no posean las garantías debidas de seguridad, calidad y eficacia.

Representantes de los países miembros mostraron su preocupación por la proliferación de la falsificación de medicamentos y consideraron que se trata de un problema de salud pública que debe ser monitoreado a nivel nacional e internacional.

Desde la OMS, en tanto, expresaron que las consecuencias por el uso de estos medicamentos pueden ser el fracaso terapéutico o, incluso, la muerte del paciente.

El grupo estará a cargo del embajador argentino ante organismos internacionales, Alberto D’Alotto, quien explicó: “Tomamos la delantera desde hace mucho y ahora tenemos la responsabilidad de encabezar un proceso para crear la normativa necesaria para combatir los medicamentos falsificados”.

Por su parte, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, declaró: “Que hayamos sido elegidos para conducir un área novedosa y estratégica de la OMS es la expresión clara del rol activo que Argentina tiene en el contexto político internacional, en el que se reconoció nuestro liderazgo en el combate a los medicamentos falsificados””. Y agregó que el logro fue nacional pero con alcance regional dado que es el fruto de un trabajo articulado e iniciado años atrás con los países que componen la UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas).

A su vez, Manzur hizo mención al rol del SNT (Sistema Nacional de Trazabilidad de Medicamentos) en el circuito de distribución de los fármacos, ya que el objetivo del programa es identificar cada unidad de manera individual y unívoca para efectuar un seguimiento controlado de los medicamentos y eliminar los ilegítimos.

Actualmente el SNT está a cargo de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnologías Médicas (ANMAT) del Ministerio de Salud. Carlos Chiade, titular del organismo, destacó  la importancia de armar una estrategia global para mejorar las capacidades operativas y regulatorias. “Es un importante desafío y reconocimiento para la Argentina ser líderes en la problemática de productos ilegítimos”, concluyó.

Fuente: ANMAT