La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que se ha desarrollado una aplicación especialmente diseñada para pacientes musulmanes con diabetes. El proyecto forma parte de “Be He@althy. Be mobile”, una iniciativa impulsada por las Naciones Unidas y la Unión Internacional de Telecomunicaciones que promueve el uso de tecnología móvil para prevenir y controlar enfermedades no transmisibles como diabetes y cáncer.

El noveno mes del calendario musulmán es el Ramadán y los practicantes, como muestra de fe y devoción, ayunan durante las horas de sol, es decir, sólo pueden comer antes del amanecer y después del atardecer. La aplicación mDiabetes permite enviar mensajes de texto con consejos para tener en cuenta: beber un litro de agua cada mañana antes de comenzar el ayuno, controlar el exceso de comida, monitorear el consumo de azúcar, y consultar al médico cómo hacer para adaptar la dosis de medicamentos.  

“El Ramadán es un período de alto consumo de azúcar”, explicó el Secretario Nacional de la Asociación Senegalesa de Apoyo a los Diabéticos, Oumar Baye Gueye. Y, a propósito de la iniciativa, recordó que en países en desarrollo ha proliferado el uso de teléfonos móviles: el 83% de las personas tienen un teléfono, de los cuales 40% son “inteligentes”.

Por su parte, los desarrolladores del proyecto pretenden vincular a profesionales sanitarios, asociaciones de pacientes, y ciudadanos para que se pueda acceder al servicio de manera gratuita.

“Be He@althy. Be mobile” está incursionando en otras áreas de la salud. En Costa Rica, por ejemplo, se desarrolló el programa piloto mCessation, una aplicación para la deshabituación tabáquica; y en Zambia, la app mCervical, enfocada en las pacientes con cáncer de cuello de útero (cérvix). Actualmente se están diseñando nuevos proyectos, entre ellos mHypertension, una aplicación para hipertensos.

Fuente: Organización Mundial de la Salud