Por Nicolás Parada

Este año, la Healthcare Information and Management Systems Society (HIMSS) se planteó un gran desafío: organizar por primera vez la Conferencia y Exhibición Anual HIMSS Latin America. Y para lograrlo se asoció con la Asociación Brasilera CIO Salud (ABCIS).

André Almeida, director técnico del Departamento de Salud del Gobierno del Estado de San Pablo y presidente de ABCIS, considera que el mercado de las TIC está en franca evolución, que el desafío regional más importante de América Latina es la implementación efectiva de una historia clínica electrónica (HCE), y que la desintegración de información sanitaria será la próxima ola de trabajo.

¿Cuál es su visión sobre el lugar que la salud pública y el sector privado deben ocupar en el desarrollo de las TIC?

El gran muro que existía entre el sector público y el sector privado, en Brasil, está cada vez más bajo y en algún momento no va a existir más. Cabe destacar que a si bien el muro está más bajo, las instituciones no cooperan para tener un sistema informatizado que permita, independientemente del tipo de institución pública o privada, compartir las informaciones para la continuidad del cuidado de los pacientes.

En el modelo saitario aplicado en Brasil, la salud privada es una opción suplementaria a la salud pública, pero debería haber un proceso más armónico entre ambas. Sin dudas, la función de la salud pública es establecer padrones, actuar como centralizadora de las decisiones, pero todas las decisiones deben ser tomadas de forma estudiada y teniendo en consideración la gran diversidad que encontramos en Brasil.

¿Cómo incide la separación entre lo público y lo privado en la desintegración de la información sanitaria?

Entiendo que esto será nuestro próximo gran desafío de trabajo, por lo menos acá en Brasil. Para todos los gestores ya está claro que la desintegración dificulta el planeamiento epidemiológico y administrativo. HIMSS, en ese sentido, ya lanzó una herramienta que está siendo estudiada por diversos gestores para apoyar el modelo de continuidad de atención sanitaria; ese modelo está siendo diseñado con una lógica para compartir  información entre unidades asistenciales.

¿Qué opina sobre el modelo EMR en la región?

La implantación efectiva es otro gran desafío. Acá nuestra realidad es de una disparidad gigantesca entre las instituciones y, además, tenemos una enorme dificultad para medir esa distancia. En este sentido, vemos con mucha alegría los primeros estudios del modelo EMRAM, para nuestra sorpresa hay instituciones candidatas al Nivel 6 de HIMSS.

¿Cómo evalúa la situación de las TIC en Latinoamérica?

El mercado de TIC está en franca evolución, en especial las TIC enfocadas en el sector salud. Veo a la industria proveedora cada vez más preocupada en ofertar soluciones que puedan agregar valor al negocio existente, ya no rige más esa antigua mirada que creía que era necesario deshacer  lo que estaba hecho para hacer algo nuevo.

Veo aún como un gran desafío local  las cuestiones de infraestructura, que siempre hacen que el profesional tenga que pensar en planes alternativos de contingencia. La llegada de los prestadores de otros países también me agrada, además de una mirada diferenciada, atraen a las empresas locales para que propongan un nivel más elevado de tecnología.

¿Cuáles son los propósitos de la Conferencia HIMSS Latin America?

Vemos con mucha alegría la asociación de HIMSS y de ABCIS. Nuestros propósitos claves son la divulgación de la metodología EMRAM y sus beneficios para las unidades hospitalarias.

También queremos exhibir modelos de mejoría, que los profesionales que ya pasaron por la etapa de elevar el nivel de madurez en el uso de TI en sus corporaciones puedan contar sus experiencias y explicar que el modelo puede ser adaptado a Latinoamérica.

Y, por último, tener un lugar para intercambiar opiniones y establecer contactos, tanto con profesionales del sector como también con la industria proveedora, que comienza a ver al sector salud como un área que tiene demandas muy específicas y es muy exigente en la prestación de servicios.

¿Cuáles son los proyectos de ABCIS?

Nuestro foco está siempre en las personas. Mantener al profesional actualizado con los desafíos que están ocurriendo en el mundo es una de nuestras tareas; de esa forma, siempre estaremos buscando aquellas novedades del mercado que puedan hacer diferencia en el trabajo directo de este profesional.

Otro frente que siempre está en nuestro radar es hacer que los profesionales sean capaces de dar soporte en los procesos de decisión de las corporaciones.

¿Están pensando en extender el alcance de la asociación a países de América Latina?

En este momento estamos consolidando nuestras unidades regionales, Brasil es muy grande y tiene una red asistencial extremamente compleja. Hoy ya tenemos unidades regionales en Bahía, Pernambuco, Minas Gerais, Río de Janeiro, en el sur de Brasil y en el interior de San Pablo.

Como siempre lidiamos con el apoyo de los profesionales en su actividad final, entendemos que ahora el mejor modelo es el de aproximación a instituciones que tengan ese mismo objetivo, e incluso dando soporte a otras localidades que tengan esa voluntad  pero no conozcan los caminos para iniciar una asociación.