Más de cinco mil millones de personas en todo el mundo tienen acceso a teléfonos móviles, pero no a un médico. La tecnología puede ayudar a detectar enfermedades como el cáncer de cuello de útero, que es la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres de países de bajos recursos. 

¿Cómo? 

Mediante la identificación de anomalías en el tejido del útero, de manera rápida, económica y flexible (en hospitales, clínicas, y móviles).

Colposcopio móvil 

La start-up israelí MobileOCT desarrolló un colposcopio móvil de bajo costo. La herramienta mHealth, utilizada para detectar el cáncer de cuello de útero, funciona con:

1. Un Smartphone.

2. Una aplicación para cargar las imágenes obtenidas y enviarlas, luego, al portal de la compañía.

3. Un mango sujetador, que sirve para optimizar el balance y la iluminación en la toma de imágenes.

4. Una lente.

Paso a paso

Una vez que se haya instalado la aplicación, se debe conectar la lente al equipo móvil, y éste al mango sujetador. A su vez, hay que ajustar la definición de la imagen para obtener fotografías claras que permitan realizar diagnósticos.

Luego, cuando la fotografía es capturada, se guardan y envían las imágenes al portal de Mobile OCT para que el médico decida si es necesario o no comenzar un tratamiento. 

Actualmente, la herramienta está a prueba en seis países.