Con el objetivo de dar un servicio más eficiente y seguro, capaz de proteger los datos personales, reducir costos y espacios de archivo, la Secretaría de Salud del Distrito Federal puso en marcha el Sistema de Administración Médica e Información Hospitalaria (SAMIH).

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, indicó que se invirtieron 230 millones de pesos mexicanos del presupuesto federal para digitalizar las historias clínicas de los hospitales de la red del DF.

SAMIH, que beneficiará a más de cuatro millones de usuarios de la red local, permite almacenar datos clínicos y administrativos del paciente, imágenes, estudios de laboratorio, diagnósticos, y tratamientos médicos. Además, cumple con estándares internacionales de salud y seguridad, y se adapta a la normativa vigente en México. 

Según Mancera, el sistema aumentará la eficacia y eficiencia de la red hospitalaria en un 60% y significará mejoras en la calidad, la atención, la oportunidad y la seguridad al paciente.

Hasta el momento se ha implementado en los cinco hospitales capitalinos de mayor demanda: Ajusco Medio, Tacubaya, Inguarán, Enrique Cabrera y Belisario Domínguez.

“Cuando terminemos con los 31 hospitales y con todo el proyecto que tenemos ampliado para 220 centros de Salud y 30 clínicas especializadas, estaremos con una implementación de Expediente Clínico Electrónico del tamaño de un país”, aseguró Mancera en relación a la magnitud del proyecto, inédito en América Latina.

La Solución Integral de Salud que representa SAMIH puede ser utilizada por los sistemas hospitalarios de todo el país, ya que cuenta con el soporte y la capacitación digital de Telmex,  y con la plataforma y los productos de Historia Clínica Electrónica y gestión administrativa de ehCOS, de everis. 

La alianza desarrollada por ambas empresas pretende concentrar el expediente clínico de los pacientes en un solo archivo para atender los requerimientos de evolución digital solicitados por el Gobierno de la Ciudad de México.

“Creo que aquí va a haber una punta de lanza muy importante para que esta implementación pueda permear en todos los estados, a mí me parece que el país completo podría tener este sistema, y entonces sería mucho más robusto todavía. Ahora tenemos que medir los resultados, queremos que se mida la eficacia y la eficiencia de este sistema, queremos que se mida el beneficio al hospital, el beneficio a la administración de salud, el beneficio a los usuarios, el beneficio a la gente”, dijo el jefe de Gobierno.