El Consejo Macro Regional Centro Norte Chileno y los equipos directivos de los cinco Servicios de Salud de la región (Atacama, Copiapó, Valparaíso-San Antonio, Viña del Mar-Quillota y Aconcagua) firmaron a fines de marzo sus Compromisos de Gestión para el período 2015-2018, durante una jornada zonal que llevaron a cabo en Valparaíso.

Entre los compromisos que el Ministerio de Salud (MINSAL) chileno asume entre 2015 y 2018, se destaca la decisión de la Subsecretaría de Redes Asistenciales de incorporar a su gestión el concepto de Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS). Las implementaciones, que se realizarán bajo las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), busca garantizar el acceso de toda la población a los servicios sanitarios y optimizar la calidad técnica de las prestaciones, contribuyendo así a una mejor satisfacción de los ciudadanos.

Según la definición de la OPS, RISS es una red de organizaciones que presta, o hace los arreglos para prestar, servicios de salud equitativos e integrales a una población definida, y que está dispuesta a rendir cuentas por sus resultados clínicos y económicos y por el estado de salud de la población a la que sirve. 

En concordancia, el desafío principal que toma el gobierno chileno es evitar la fragmentación del cuidado de la salud, cuyo resultado es la coexistencia de varias unidades y establecimientos no integrados dentro de la red sanitaria asistencial. De esta forma, se buscará lograr la unión del sistema de salud y la población encontrará a su disposición una mejor atención médica. La medida surtirá efecto tanto en hospitales de alta, mediana y baja complejidad como en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS).

Durante la jornada de presentación de este programa, la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Angélica Verdugo, hizo hincapié en la importancia de estos compromisos de gestión y detalló que la iniciativa permitirá mejorar y evaluar el avance de los trabajos. “(La intención) es ir corrigiendo las deficiencias en el transcurso del año para que, idealmente, todos cumplan a lo que se han comprometido”, aseguró.

Por su parte, Dagoberto Duarte Quapper, director del Servicio Valparíso-San Antonio, expresó que el objetivo es entregar una mejor calidad de atención a la población, tal como lo ha comprometido la Presidenta Michelle Bachelet.

El fin es el impacto sanitario

Teniendo en cuenta que cada región del país tiene sus particularidades, el gobierno chileno subraya que las metas definidas son a nivel nacional. Las diferencias regionales implicarán, entonces, cambios en las estrategias pero no en los objetivos planteados. El MINSAL se propone seis macro objetivos definidos:

1. Avanzar hacia un modelo de atención proactivo que dé cuenta de la epidemiología, cronicidad y multi morbilidad de la población chilena, con enfoque de ciclo vital y de derechos en salud, preventivo y promocional, que a su vez permita anticiparse al daño.

2. Fortalecer la integración de la Red Asistencial Pública, bajo el modelo de RISS basadas en CAPS, conjugando todos los niveles de atención y promoviendo la continuidad asistencial con equidad y calidad para lograr impacto sanitario en la población.

3. Diseñar y poner en práctica un Plan Nacional de Mejora Continua en la Calidad de Atención en Salud. 

4. Desarrollar una nueva política de gestión, formación, retención y desarrollo de las personas que trabajan en el sector Salud. 

5. Fortalecer la gestión financiera del sector y el financiamiento de la Red Asistencial Pública.

6. Desarrollar un Plan Nacional de Inversiones Públicas que permita afrontar las problemáticas existentes de infraestructura y equipamiento en el Sector Público de Salud.La realización de este plan estuvo a cargo de más de cuarenta profesionales de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y organismos anexos al Ministerio de Salud.

“Una necesidad imperiosa”

La Organización Panamericana de la Salud es el organismo dependiente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que se especializa en el sistema de salud interamericano. Asociada también a la Organización Mundial de la Salud (OMS), crea y coordina políticas que promuevan la salud y una mejor calidad de vida en los Estados Americanos.

El sistema de Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS) comenzó como una iniciativa de la OPS, en sociedad con la OMS. El planteo principal del proyecto es quebrar la fragmentación de los servicios de salud de cada nación e incrementar la calidad de atención de los pacientes.

Con la vista puesta en el envejecimiento de la población, la emergencia de las enfermedades crónicas y el aumento de las expectativas de los usuarios, el área de acción principal serán los centros de Atención Primaria de la Salud (APS). Según la OPS, un sistema de Salud basado en la APS está conformado por un conjunto de elementos estructurales y funcionales esenciales que garantizan la cobertura y el acceso universal a los servicios, tomando a las familias y comunidades como base para la planificación y acción. 

A través de la implementación de las RISS, se buscará decrecer el uso ineficiente de los recursos disponibles y cesar el incremento innecesario de los costos de producción.