Las dificultades a la hora de comunicar o expresar un deseo, un dolor o una necesidad son la principal problemática de los niños con autismo. Y como las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden ser de gran ayuda en la vida cotidiana de estos chicos y sus familias, los especialistas se apoyan cada vez más en recursos alternativos.

Ramon Duch, docente de los Estudios de Piscología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), sostiene que para el niño con autismo la posibilidad de pronunciar una demanda, un interés o simplemente de escoger una opción a través de una tablet o computadora constituye una ayuda muy valiosa. 

Por eso, es vital incorporar a las TIC en los tratamientos, ya que los dispositivos móviles y las herramientas mHealth contribuyen a mejorar la atención, el interés y la autonomía de los chicos que tienen Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Uno de los últimos lanzamientos en esta área es Picto Connection, que contiene soportes cognitivos, visuales y auditivos. Creada por Meritxell Molina, neuropsicóloga, y diseñada por Jordi Llonch, estudiante de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones de la UOC, esta app se basa en pictogramas, es decir, signos que representan un símbolo u objeto real.

Molina afirma que este instrumento permite llevar a cabo una comunicación satisfactoria, no sólo por su funcionalidad sino también por su sencillez. 

Sin embargo, se han desarrollado muchas otras herramientas online y apps móviles. Duch, por ejemplo, aporta la web Appyautism, que reúne un listado de aplicaciones propicias según la edad del paciente y los ámbitos que se quieran trabajar.