En Perú, la demanda de atención en salud mental se ha incrementado. Entre el 2012 y el 2014, la cantidad de pacientes del Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) aumentó en un 72 por ciento, pasando de 16 mil consultas anuales a casi 30 mil. 

Con el objetivo de profundizar la integración del sistema de salud mental del país, el gobierno peruano impulsó el Sistema de Telesalud Mental a través del INSM. El programa está enmarcado en el Plan Nacional de Telesalud y ha sido elaborado por la Comisión de Telesanidad.

Para comenzar con la implementación, mediante resolución directoral se conformó el Comité Institucional de Telesalud dentro del INSM. Además, profesionales del Instituto de Gestión de Servicios de Salud (IGSS) dictaron una charla inductiva sobre el uso de tecnologías de información y comunicación en la atención sanitaria especializada.

El director general del INSM, Humberto Castillo Martell, señaló que esta herramienta permitirá innovar las formas de comunicación entre gestores, médicos generales y profesionales de la salud de las redes, micro-redes y hospitales. De hecho, esta tecnología facilitará la interacción entre los pacientes y sus médicos tratantes, y garantizará el acceso al sistema de salud mental para todos los ciudadanos.

Por su parte, los especialistas ya no deberán desplazarse, sino que podrán atender a través de teleconferencias

Desde el gobierno esperan que este nuevo sistema aporte al Plan de Fortalecimiento de Establecimientos del Primer y Segundo Nivel para la Atención Primaria de la Salud Mental, ya que también se utilizará para dar asistencia técnica y capacitaciones a los centros de salud alejados de los hospitales de la Ciudad.

A su vez, las herramientas ayudarán a lograr el objetivo principal del Ministerio de Salud peruano: descentralizar la atención sanitaria. En concordancia, el gobierno está trabajando en la implementación de veinte centros de salud de atención ambulatoria de personas con trastornos mentales o problemas psicosociales.