Con el objetivo de acelerar los tiempos del proceso asistencial, hace siete años que Tigre impulsó el sistema de registros médicos electrónicos. Comenzó a operar en los Centros de Atención Familiar y de Salud (CAFyS) de los barrios de Troncos de Talar y de Don Torcuato; hoy en día funciona en todos los hospitales municipales y en cada uno de los CAFyS zonales, y representa una inversión de más de 2 millones de pesos anuales. 

Julio Zamora, intendente de Tigre, aseguró: “Seguimos profundizando en este eje tan importante que son las nuevas tecnologías adaptas al sector de la salud. Es fundamental para nuestra comunidad seguir modernizándose para dar una respuesta inmediata y más efectiva”.

La historia clínica, adaptada a los vecinos y armada en función del grupo familiar, se centra en el uso de los médicos. De hecho, la herramienta permite que cada vecino cuente con su información sanitaria en el momento de su consulta, independientemente del establecimiento al que recurra.

Como beneficios secundarios, la implementación erradicó el uso del papel como soporte de almacenamiento de datos, les quitó a los pacientes la responsabilidad de llevar consigo su historia clínica a cada centro de salud y dotó de mayor legibilidad a las fichas médicas. 

Malena Galmarini, secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano de Tigre, destacó: “En este caso, la tecnología nos ayuda a trabajar en las políticas preventivas de salud, invirtiendo de una forma más inteligente que impacta directamente en la salud de los vecinos”.

Toda la información sanitaria está almacenada en los servidores de Tigre con el afán de proteger la confidencialidad de los datos y cada usuario puede solicitar su propia historia clínica, completa o parcial, a su médico o en cualquier establecimiento.

Próximamente, también podrán acceder a sus datos básicos a través de internet desde cualquier dispositivo móvil. Al respecto, Galmarini expresó: “No se trata de atender a quien padece una enfermedad, se trata de darles a todos los vecinos el mismo acceso y las mismas oportunidades”.

El sistema, que se puso en marcha en 2008, ya funciona en los 24 efectores de salud del municipio y efectúa más de un millón de consultas por año.