La National Library of Medicine (NLM) de Estados Unidos ha publicado un informe que analiza de cerca cuáles son las tecnologías más significativas en el desarrollo de la eHealth.

El documento, titulado “The Technological Growth in eHealth Services”, está firmado por Shilpa Srivastava (Raj Kumar Goel Institute of Technology), Millie Pan (Indian Institute of Technology Roorkee), Ajith Abraham (Universidad de Ostrava) y Namrata Agrawal (National Institute of Financial Management).

“En los últimos años, la integración de varios medios en un único sistema ha revolucionado los servicios sanitarios”, afirma el texto. Según el grupo liderado por Srivastava, la implementación de las TIC en el sector sanitario está emergiendo como una de las áreas de crecimiento más veloz en el cuidado de la salud.

“Las innovaciones tecnológicas representan nuevas aplicaciones para diseminar información sanitaria a diversas audiencias utilizando un diseño innovador e interoperable”, advierten los autores. De hecho, de acuerdo con el estudio, la industria se vale principalmente de cuatro formas de comunicación. Estas cuatro formas son, a su vez, las tecnologías más influyentes en el campo de la eHealth: satélites, internet, movilidad y la nube.

Satélites

La comunicación satelital es una solución efectiva y accesible en países en desarrollo, donde las poblaciones suelen enfrentar problemas de acceso al sistema de salud básico debido a factores como distancia, pobreza y falta de profesionales.  

“En lo que se refiere a eHealth, la comunicación satelital combinada con tecnologías de la información juega un papel vital y significativo”, dice el texto en relación al beneficio que aportan los satélites a la hora de proveer servicios sanitarios en áreas remotas e inaccesibles, como zonas rurales y tribales. 

Un sistema con la tecnología satelital incorporada puede ofrecer servicios como:

Tele-monitoreo en tiempo real a través de diagnósticos por imágenes y ultrasonido.

Recolección y transmisión de mediciones médicas -como glucosa, ritmo cardíaco y peso.

Control a distancia de endemias, epidemias y desastres naturales.

Interacciones a distancia entre ciudadanos, profesionales, hospitales y centros médicos remotos.

Internet

“Internet ha sido capaz de convertirse en una fuente barata y efectiva para promover la salud. Puede empoderar a ciudadanos tanto de zonas urbanas como rurales para tomar decisiones mejor informadas sobre su salud”, comentan los autores. 

Entre las funcionalidades que habilita internet se destacan:

• Diagnósticos de enfermedades en áreas remotas.

Educación médica y entrenamiento de profesionales.

Tratamiento de enfermedades generales y crónicas.

Servicios a personas mayores.

Comunicación móvil

“La forma más apropiada para recolectar datos, analizar, registrar y monitorear pacientes es a través de servicios médicos en celulares”, apunta el texto. En los últimos años, esta tecnología ha sido utilizada efectivamente para proveer soporte médico a pacientes alejados. 

Algunos de los usos más frecuentes y funcionales de la tecnología móvil son:

Recolección de datos clínicos.

Entrega de información médica a profesionales.

Tele-monitoreo de signos vitales en tiempo real.

La nube

“La gran ventaja de utilizar sistemas informáticos en la nube es la disponibilidad infinita de recursos”, aclaran los responsables del estudio. Esta tecnología, que puede ofrecer numerosas oportunidades para mejorar los servicios sanitarios desde el punto de vista de la gestión y la innovación, habilita que diferentes servicios, archivos y aplicaciones compartan información.

El texto, por ejemplo, indica que las historias clínicas digitales deberían crearse y almacenarse en la nube. De esta forma, los profesionales de la salud podrían acceder a datos valiosos como tratamientos y enfermedades para realizar estudios analíticos.

Si bien el informe indica que este recurso todavía no ha alcanzado su mayor potencial, los autores determinan que la nube se posiciona cada vez más como un área de investigación emergente dentro de la eHealth.