A principios del mes de septiembre, PAMI lanzó “Tu historia, tu derecho”, una plataforma online donde pacientes y profesionales pueden consultar las historias farmacológicas de los afiliados. Hasta el momento se han registrado cinco mil usuarios que generan un promedio de 700 consultas por día.

El objetivo principal del proyecto es que los cinco millones de afiliados de PAMI sean dueños de su propia información sanitaria y puedan acceder a ella cuándo y dónde deseen. Por ahora, este sistema cuenta únicamente con los datos del usuario, los medicamentos que se le prescribieron, las fechas de las dispensas y el nombre genérico, la presentación y la cantidad de producto entregado.

Para conservar la confidencialidad de la información almacenada, esta nueva herramienta opera con tres niveles de seguridad diferentes:

1. Mínimo: El afiliado debe registrarse, ingresar sus datos y responder cinco preguntas de verificación de identidad respecto a las prestaciones que recibió últimamente. Luego, podrá acceder y accionar sobre los últimos tres meses de su registro de medicamentos.

2. Medio: El usuario debe retirar una tarjeta de coordenadas en una dependencia de PAMI, ya que luego el sistema le solicitará que ingrese dos de esas cifras. En este caso, se podrán consultar los movimientos de los últimos seis meses del historial.

3. Máximo: Implica una autenticación en dos pasos. Primero, el afiliado debe tener un dispositivo móvil con conexión a internet para descargar una app –dado que cuando quiera ingresar al sistema, deberá asociar el dispositivo con su cuenta a través de la lectura de un código QR o numérico. Luego, una vez que la app genere un código de validación, el afiliado podrá acceder a todos los datos de su historial desde 2007 -fecha en la que PAMI comenzó a digitalizar información.

Ya en la plataforma, el usuario podrá acceder al listado de las dispensas realizadas y aplicar filtros de búsqueda para encontrar algún medicamento en particular por nombre genérico, nombre comercial, período de fecha o laboratorio, entre otros.

Una vez que selecciona un medicamento, el usuario podrá accionar sobre él de tres maneras:

1. Detalle: En esta sección, puede conocer las particularidades del medicamento, cuál es el precio de venta, cuánto ahorró el afiliado gracias al descuento de PAMI e información sobre la farmacia donde lo adquirió.

2. Alerta: Con esta opción, el usuario puede advertir un dato erróneo en su historial.

3. Valoración positiva o negativa: El paciente puede dar su opinión acerca del producto, la farmacia donde lo compró, el médico que se lo recetó y la atención del personal del Instituto.

Por su parte, los profesionales sanitarios también podrán acceder a la historia farmacológica de sus pacientes, siempre y cuándo cuenten con el consentimiento de los mismos. Para garantizar esto, cuando el afiliado esté en la consulta, le mostrará al médico su tarjeta de coordenadas para que, cuando el prestador ingrese al sistema, digite las dos cifras que la plataforma le solicitará. El ingreso que realiza el profesional es un evento único en el momento de la visita y las coordenadas cambian cada vez que se intenta acceder.

“Esta herramienta facilita la comunicación entre el paciente y su médico. Y también entre los diferentes profesionales que atienden a un mismo usuario, ya que cada uno no conoce lo que prescribió el otro, y ahora podrán evitar interacciones farmacológicas inadecuadas”, expresó Mariana Iriarte, responsable del proyecto, en el Congreso Argentino de Informática y Salud (CAIS).

Por el momento, la única información que PAMI almacena en esta herramienta es relativa a medicamentos dispensados, pero la intención es incluir paulatinamente toda la información que se ha digitalizado: prestaciones médicas, prácticas realizadas, prestaciones sociales e insumos entregados. “Esto comenzará a realizarse en poco tiempo”, adelantó Iriarte.

En un futuro se incorporará la cartilla médica online y un servicio de alertas de medicamentos que notificará tanto al afiliado como a un familiar cuando una receta o trámite esté por vencerse. “Estas herramientas constituyen un paso más en la política del Instituto de continuar brindando mayor transparencia y acceso a la información”, concluyó la representante de PAMI.