“”Los médicos suelen ser reacios al uso de las recetas digitales por considerar que les insume mayor tiempo de trabajo“”, dijo Gonzalo Vecina, hospital superintendente.

La dirección de un hospital es, sin dudas, una actividad muy compleja. Un hospital, como el Sirio-Libanés de Sao Paulo, es la única “”empresa”” que trabaja siete días a la semana, 24 horas al día, que tiene una amplia gama de profesionales más de 14 años en el área de la salud incluyendo ingenieros, gerentes, recursos humanos, entre otros, además de tener para conciliar los intereses económicos con las necesidades vitales de la población.

Según el superintendente del hospital Sirio-Libanés, la gestión clínica y la administrativa son los principales cuellos de botella en el sector. Debido a la alta complejidad del software que utiliza el Hospital tiene un largo camino que recorrer para lograr aumentar su eficiencia, según Vecina.

Por ejemplo, en el Hospital Sirio-Libanés, los médicos son reacios a completar la receta electrónica. Para cada medicamento prescrito, el médico debe abrir una serie de ventanas y rellenar varios campos. “”Se tarda unos veinte minutos y los médicos no quieren hacerlo. Por lo tanto, la solución que encontramos fue contratar a una persona sólo para escanear las recetas: el transcriptor“”, dice Vecina.

“”Luego, el transcriptor se encarga de la validación áreas farmacéutica y de enfermería“”, concluye.


 El hospital ampliará sus instalaciones en Campinas, Sao Paulo
 

Como parte de su estrategia de crecimiento, el objetivo de acercar la medicina de vanguardia a un número creciente de personas, el 17 de diciembre el Hospital Sirio-Libanés (HSL) participó en la ceremonia de colocación de la piedra fundamental de su primera unidad situada fuera de San Pablo.
La ciudad elegida fue Campinas, considerada la quinta ciudad brasileña con la mejor infraestructura urbana (Simonsen / examen), con un PIB anual de más de
$20 mil millones.

Con 58 mil metros cuadrados de área construida, el hospital brinda tratamientos de alta complejidad que ya están en ejecución en su unidad principal en Bela Vista, Sao Paulo. En la nueva unidad habrá 150 camas, 30 UCI, centros de diagnóstico con equipos de última generación, un centro quirúrgico y un servicio de urgencias.

La elección de Campinas también se justifica por el hecho de que el municipio es un importante centro académico y tecnológico. Un 19% de su población ha asistido a instituciones de educación superior. La ciudad sigue siendo  líder en Brasil en el número de patentes registradas en el extranjero. Por esta razón, además de la estructura de servicio, también se desarrollará un Instituto de Docencia e Investigación, que promoverá la investigación clínica y la calidad de la enseñanza entre las distintas asociaciones de atención de salud del área.

 

Una importante inversión

La nueva unidad de salud en Campinas forma parte de una estrategia integral de crecimiento del Hospital Sirio-Libanés que ya lleva invertidos R $ 600 millones para ampliar las instalaciones en Bela Vista, Sao Paulo, que aumentaron al doble su capacidad de servicio, y le permitieron incorporar nuevos servicios de salud.

El Hospital también invirtió R $ 35 millones en otra unidad en Sao Paulo, ubicada en Joaquín Floriano, en el barrio de Itaim, con un edificio de 4,3 millones de metros cuadrados  destinados por entero a brindar servicios de salud. 

 
También se espera establecer una unidad de avanzada en la avenida Brasil, en São Paulo y en el Centro de Cáncer en Brasilia, DF.

Sobre el Hospital Sirio Libanés

Fundado en 1921, el Hospital Sirio-Libanés es mantenido por la sociedad de beneficencia de las Damas Hospital Sirio-Libanés.

Hoy en día, entre sus primeros 19 proyectos filantrópicos se encuentran el desarrollo del SUS y el Instituto sirio-libanés para la Responsabilidad Social, que administra trêsAMAs y el Hospita Municipal Infantil Niño Jesús en la ciudad de São Paulo.

Además, ofrece atenció ambulatoria en Pediatría Social, y “”Abrazo su vecindario””, buscando la inclusión social y tratando de mejorar las condiciones de vida y la salud de las familias Bela Vista. También llevan adelante la filantropía Clínica Ambulatoria, que sirve a las mujeres con cáncer de mama, los niños con enfermedades del corazón y también mantiene un programa de trasplante hepático infantil para los niños.

Fuentes: Hospital Sirio Libanés y SaudeWeb